fbpx

Respirar por la boca podría arruinar tu sueño. Así puedes solucionarlo

Respirar por la boca podría arruinar tu sueño. Así puedes solucionarlo

Vivir con la nariz taponada no es divertido, pero James Nestor estaba preparado. Además, era por la ciencia.

Mientras investigaba para su libro “Breath: The New Science of a Lost Art”, Nestor dejó que científicos de la Universidad de Stanford le taponaran las fosas nasales con silicona y cinta quirúrgica para medir el impacto de respirar por la boca durante 10 días.

“Sabíamos que no iba a ser positivo, porque existe una base científica muy sólida que demuestra todos los efectos nocivos de respirar por la boca, desde enfermedades periodontales hasta trastornos metabólicos”, explica Nestor.

La sorpresa fue lo rápido que le afectó el experimento.

La tensión arterial de Nestor subió 13 puntos, lo que le llevó al nivel uno de hipertensión. Las mediciones de la variabilidad del ritmo cardiaco mostraron que su cuerpo estaba en estado de estrés. Le subió el pulso y se tambaleaba con niebla mental.

También roncaba durante horas cada noche, desarrollando apnea obstructiva del sueño. Sus niveles de oxígeno en la sangre descendieron.

“No teníamos ni idea de que fuera a ser tan grave”, afirma Nestor. “Los ronquidos y la apnea del sueño fueron tan dramáticos, y aparecieron tan rápidamente, que todo el mundo se quedó muy sorprendido”.

Lo que Nestor aprendió, aparte de los peligros de ser un sujeto de investigación, fue que la respiración por la boca puede arruinar una buena noche de sueño.

Los científicos han descubierto que respirar por la boca por la noche aumenta el riesgo de padecer trastornos del sueño, como ronquidos, apnea del sueño e hipopnea (obstrucción parcial del aire). Cada uno de ellos, a su vez, puede provocar fatiga diurna.

Eso no significa que estés condenado a despertarte aturdido por ser propenso a respirar por la boca mientras duermes.

Los expertos tienen una larga lista de estrategias diseñadas para convertirte en un respirador nasal, incluido un truco de respiración de bajo costo que puedes comprar en la tienda de la esquina.

¿Cuáles son las causas de la respiración por la boca durante la noche?

Existe una larga lista de razones por las que las personas respiran por la boca durante la noche, afirma el Dr. Steven Park, cirujano especializado en Medicina del Sueño.

(Crédito: Max Pepper/CNN)

(Ilustración: Max Pepper/CNN)

“La razón más frecuente es la congestión nasal”, explica Park. “Por alergias, o si tienes el tabique desviado. Muchos medicamentos también pueden causar congestión nasal”.

Esos problemas se agravan al acostarse, explicó.

Para calcular cómo afectaba la respiración por la boca al cuerpo y la mente, Nestor midió los datos fisiológicos tres veces al día.

Para calcular cómo afectaba la respiración por la boca al cuerpo y la mente, Nestor midió los datos fisiológicos tres veces al día.

“Por lo general, cuando uno se acuesta, los vasos sanguíneos del interior de la nariz se llenan de sangre”, explica. Si no se puede respirar fácilmente por la nariz, es probable que se abra la boca en busca de aire, explica Park. Esto desencadena un bucle de retroalimentación positiva.

“Se podría pensar que si se abre la boca se respira mejor, pero en realidad ocurre lo contrario”, explica. Al abrir las mandíbulas, la lengua se echa hacia atrás y obstruye las vías respiratorias. “Aunque no tengas apnea del sueño, o tengas una apnea del sueño leve, abrir la boca la empeora muchísimo”.

¿Cómo saber si se respira por la boca durante la noche? Según Park, a muchas personas les avisa su cónyuge o pareja cuando se dan cuenta de que respiran por la boca.

Si se despierta con la boca seca o cansancio persistente, pueden ser señales de alarma. Otro indicio de apnea del sueño u otras alteraciones del sueño es tener que ir al baño varias veces por la noche, explica Park. La interrupción de la respiración estresa el corazón, señala Park, lo que desencadena la liberación de hormonas que provocan una mayor producción de orina.

Cómo detener la respiración por la boca

Cuando Nestor se tapó la nariz por motivos científicos, experimentó una versión extrema de la respiración por la boca. Pero, en retrospectiva, se dio cuenta de que llevaba tiempo despertándose con la boca seca, señal de que había dejado de lado la respiración nasal al menos durante parte de la noche.

(Ilustración: Max Pepper/CNN)

Si te enfrentas a la respiración bucal nocturna, Park sugirió que empieces por cuidar tu nariz para minimizar la congestión.

“En primer lugar, evita comer cerca de la hora de acostarte”, dijo. Esto se debe a que los jugos gástricos pueden llegar a la nariz, los senos paranasales, los oídos y la boca, provocando congestión e inflamación.

Park también recomendó la irrigación salina nasal, enjuagando la nariz con agua salada en una botella exprimible. “Es un descongestionante suave, porque el agua salada extrae el agua clara de la membrana”, explica. (Los aerosoles descongestionantes de venta libre pueden causar habituación y síntomas de rebote, indicó Park, y deben reservarse para un uso a corto plazo).

Los problemas respiratorios están tan extendidos que han impulsado toda una industria dedicada a destapar la nariz. Según Park, algunas personas encuentran alivio en las tiras nasales, que abren la nariz desde fuera, o en los dilatadores nasales, que expanden los conductos de aire desde dentro.

Pero aunque se consiga despejar la nariz, la respiración por la boca durante la noche puede ser un hábito difícil de abandonar. De ahí que algunos busquen productos que aseguren el cierre de los labios por la noche.

Muchos expertos advierten del peligro de taparse la boca mientras se duerme.

“Si tienes apnea obstructiva del sueño, sí, puede ser muy peligroso”, dijo el especialista del sueño Dr. Raj Dasgupta, profesor asociado de Medicina Clínica en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, en un artículo anterior de CNN.

“Hay pruebas limitadas sobre los beneficios del vendaje bucal y yo tendría mucho cuidado, e incluso hablaría con el médico antes de intentarlo”, añadió Dasgupta.

Dasgupta recomendó consultar a un otorrinolaringólogo o a un especialista del sueño para obtener un diagnóstico y un plan de tratamiento.

Fuente: CNN