fbpx

Mendoza asegura que las empresas estatales tienen superávit y descarta privatizaciones

Mendoza asegura que las empresas estatales tienen superávit y descarta privatizaciones

A la espera del cierre de los ejercicios del año pasado, el Gobierno provincial se muestra confiado en que los resultados de las compañías de propiedad del Estado serán positivos.

En una época política en la que la Ley Ómnibus abrió el debate de que las empresas estatales deben ser privatizadas o no, el gobierno de Alfredo Cornejo se puso por fuera de la discusión al garantizar que aquellas sociedades que cuentan con participación de la Provincia cuentan con superávit. Con esto, descartan a priori una potencial privatización.

En la actualidad, el Estado provincial tiene participación en Aguas y Sanamiento Mendoza, Sociedad de Transporte Mendoza, Aeronáutica de Mendoza (Aemsa), Camesa, Impsa, Impulsa Mendoza -minería- y Potasio Río Colorado. La realidad de cada una de estas empresas es totalmente diferente, de la misma manera que el control del Ejecutivo es distinto.

Desde Casa de Gobierno señalaron que, si bien se han realizado “excelentes gestiones” en todas las empresas, los mayores logros se centran en Aguas y Saneamiento Mendoza como en el Servicio de Transporte de Mendoza.

Por otro lado, frente a la postura que mantiene el presidente Javier Milei de privatizar aquellas empresas a cargo del Estado nacional que produzcan déficit, el ministro de Gobierno de Mendoza afirmó que “la Provincia está por fuera de esa discusión”.

Lo que está pasando con las empresas estatales nacionales es una situación parecida a la que recibimos nosotros en 2015 en la provincia. Lo que está empezando hacer el gobierno de Milei es algo que nosotros empezamos hace 8 años atrás. Cuando asumimos, el 100% de las empresas del Estado eran totalmente deficitarias”, remarcó Natalio Mema, ministro de Gobierno e Infraestructura, mientras espera del cierre del ejercicio 2023.

En la gestión cornejista toman distancia del ímpetu libertario para pasar al sector privado empresas como Aerolíneas Argentinas y el Banco Nación, entre otras que pusieron en una lista incluida en el capítulo privatizador de la ley Bases.

Nos ponemos afuera de la discusión de privatizar o estatizar. Lo que tiene que hacer es que las empresas tengan que funcionar bien con los recursos propios que se generen. Esos recursos los aportan los usuarios, que tienen que ser los principales beneficiados”, sintetizó Mema.

Aysam

Agua y Saneamiento Mendoza (AYSAM) fue creada en el 2010, cuando se reestatizó la ex Obras Sanitarias. En la actualidad, es una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria (SAPEM): el 90% es de la Provincia, mientras que en el 10% restante está en manos del personal.

Mema detalló que, cuando Cambia Mendoza asumió en 2015, Aysam transfería 12 millones de dólares sólo para pagar sueldos y no había partidas presupuestarias para inversiones en infraestructura. En el ejercicio 2022, la empresa estatal tuvo un superávit de más de 1.000 millones de pesos.

Aysam.

No había un sólo peso de eso para obras, que fue el gran retraso que tuvo la provincia de infraestructura”, explicó el ministro.

Desde el Gobierno destacaron la gestión que se viene realizando en la empresa de aguas ya que ahora “la empresa paga sus sueldos y está invirtiendo en la renovación en infraestructura y eso se logró con un orden, sobre todo en las tarifas, y en recomponer la inversión que la empresa había dejado de hacer”.

En la actualidad, Aysam -presidida ahora por Humberto Mingorance– cuenta con una planta de 915 trabajadores. En el cornejismo aseguran que es la empresa de agua y saneamiento que menos empleados tiene de Latinoamérica.

El cierre del ejercicio de 2023 será con superávit, pero Mema indicó que estará atado a la inflación que hubo.

Esperamos que se mantenga igual porque hay que tener en cuenta los 211% de inflación que hubo en el año y eso produce una gran distorsión de todo. Pero puedo afirmar que va a ser un balance positivo”, sostuvo.

STM

En 2017, por decisión de Cornejo, la Empresa Provincial de Transporte (EPTM) pasó a ser una Sociedad Anónima Unipersonal bajo el nombre de Sociedad de Transporte de Mendoza (STM), en la que la Provincia cuenta con el 100% de sus acciones. Es la principal responsable de la administración del Mendotran.

El ministro de Gobierno recordó cómo era la realidad de la STM cuando asumieron y apuntó contra el responsable de la cartera de Transporte de ese entonces, el dirigente peronista Diego Martínez Palau.

En 2015, la EPM perdía 300.000 dólares mensuales. En ese momento, Martínez Palau había gastado dos millones y medio de dólares en unidades que no llegaron nunca. No pagó las cargas sociales de 486 empleados. El servicio contaba con tres metrotranvías que pasaban cada 25 minutos”, cuestionó.

Hoy, el STM está a cargo de Daniel Vilches y tiene a cargo a 248 empleados. El balance del ejercicio de 2022 arrojó un resultado positivo de 240 millones de pesos.

En el Gobierno aseguran que la STM hoy ya no da pérdidas y cuenta con inversiones como la extensión de obra del Metrotranvía. “Conseguimos la donación de duplas. Las mismas que se pagaron en 2014 y que no llegaron, gracias a gestiones nuestras, pudimos conseguir 10 sin costos para el Gobierno y estamos gestionando otras más”, ponderó el ministro. A eso le agregó la inversión en colectivos eléctricos o de GNC.

La STM pasó de tener  476 empleados a 248, en la actualidad. “Tenía 73 delegados gremiales y ahora sólo hay 3. Antes había 3 gremios, ahora hay uno solo”, valoró el exdirector de Servicios Públicos.

Impulsa Mendoza

A principios de 2023, el exgobernador Rodolfo Suarez creó Impulsa Mendoza con el fin de atraer inversiones privadas de empresas petroleras como también mineras.

La sociedad anónima está a punto de cerrar su primer balance. La Provincia tiene el 95% de sus acciones, mientras que el 5% restante pertenecen a ProMendoza. En la actualidad cuenta con 9 empleados y su presidente es Emilio Guiñazú Fader.

En abril vamos a tener los primeros datos.  Es una empresa que está funcionando con recursos propios”, subrayó Mema.

La intención que tiene el Gobierno con Impulsa Mendoza es que sea igual al funcionamiento que tiene EMESA. En otras palabras, “tiene que funcionar con los aportes de los privados, no con los fondos que le dé el Estado provincial”.

Por otro lado, Impulsa Mendoza será el encargado de supervisar las 12% de acciones que tiene la Provincia en Potasio Río Colorado (PRC). El 88% del paquete accionario del proyecto minero lo tiene la minera Aguilar, quien será la responsable de llevar adelante la explotación de la misma.

Se estima que la mina en Malargüe empleará más de 1.500 personas en forma directa durante la etapa de construcción, sin contar los proveedores de bienes y servicios. Mientras que estimaron en más de 500 personas que se contratarán durante la etapa de producción.

En los cálculos del Ejecutivo provincial, Potasio Río Colorado puede llegar a producir 1,5 millones de toneladas anuales del mineral, con una capacidad de exportación de 600 millones de dólares por año.

Emesa

La Empresa Mendocina de Energía SA fue creada por ley en el 2013 y en 2014 obtuvo la personería jurídica. Emesa apunta a incrementar el “valor de los activos energéticos” transferidos por Mendoza para desarrollar proyectos de generación de energía.

El 90% de las acciones de la firma son del Estado provincial, mientras que el 10% restante agrupa a los 18 municipios. Es la única empresa del Gobierno que está a cargo de una auditora externa y es la firma internacional Price Waterhouse.

Emesa solo recibió fondos en 2013, cuando se capitalizó y después se mantiene con los trabajos que realiza el sector privado. Es una empresa que no tiene una auditoría específica como cualquier otra empresa porque no maneja fondos públicos”, justificó Mema.

Emesa ha encarado proyectos petrolíferos como también iniciativas de generación fotovoltaicas. Además, genera investigaciones de energías renovables que luego las termina vendiendo a empresas privadas.

AEMSA

La Aeronáutica Mendoza Sociedad Anónima fue creada durante el primer mandato de Cornejo. El principal objetivo de la empresa apunta a la lucha antigranizo y combate de todas las plagas que afectan a los cultivos, pero con la participación del sector privado. En la actualidad, la Provincia cuenta con el 51% de las acciones.

Aemsa se encuentra bajo la tutela de Marcelo Japaz y cuenta con 85 empleados. El ejercicio de 2022 tuvo un balance positivo de más de 14 millones de pesos.

Antes el Gobierno, sin ayuda de nadie, prestaba el servicio de la lucha antigranizo y era una distorsión. Los sueldos y las situaciones laborales de los pilotos de avión son completamente diferentes a las de cualquier empleado público”, explayó el ministro.

Frente a la relación público/privado, en el Gobierno sostuvieron que el servicio lo seguirá prestando el Estado. Pero “se decidió hacerla a través de una empresa para poder ordenar los ingresos y los gastos generales para tener bien diferenciado el costo operativo con el de la lucha y sobre todo con la situación laboral de los empleados”, explicó Mema.

Desde la cartera política señalaron que Aemsa cumple con tareas específicas, como el mantenimiento de los aviones y cuenta con su propio presupuesto. “Antes era todo una sola masa en la que era muy difícil de identificar cómo era el manejo de esos fondos”, agregaron.

Impsa

La ex Pescarmona, IMPSA, es una empresa metalúrgica mendocina que en el 2021 fue capitalizada por Nación y Provincia para salvar a la compañía de la quiebra. En la actualidad, la firma cuenta con más de 700 empleados y el representante del Ejecutivo de Mendoza es el empresario metalmecánico Julio Totero.

El traspaso significó que el Estado nacional tenga la mayor participación accionaria, el 63,7%, mientras que la Provincia se quedó con el 21,2% de las acciones. En tanto, el 15,1% permanece en manos privadas, correspondiendo un 9,8% de las acciones al fideicomiso de acreedores y otro 5,3% para el fideicomiso de la familia fundadora.

Un sector de la oposición ha asegurado que Impsa le genera pérdidas al Estado provincial. Para Mema, “los que discuten que Impsa genera perdida es porque no manejan datos. La Provincia no pone un peso, sólo en la inversión inicial que fue un compromiso para que la empresa siga funcionando. Impsa funciona con recursos propios”.

Por último, ante las versiones de que Cornejo analiza vender las acciones que tiene la Provincia, Mema enfatizó que “más adelante, se decidirá si se venden las acciones. Ahora queremos que la empresa funcione correctamente”.

Fuente: Elsol