fbpx

Juicio por Báez Sosa: la defensa pidió la absolución de todos los rugbiers y el veredicto será el 6 de febrero

Juicio por Báez Sosa: la defensa pidió la absolución de todos los rugbiers y el veredicto será el 6 de febrero

Este jueves se realizó la segunda y última jornada de alegatos del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa. El debate fue transmitido en vivo por el canal oficial de YouTube de la Suprema Corte de Justicia. La defensa de los rugbiers, encabezada por Hugo Tomei, pidió la absolución de todos los acusados.

El miércoles alegaron los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García. También lo hicieron Fernando Burlando y Fabián y Facundo Améndola, representantes de la familia de la víctima, en calidad de particular damnificado.

La fiscalía pidió la prisión perpetua para los ocho imputados y acusó a los testigos Juan Pedro Guarino y Tomás Colazo por falso testimonio. Fernando Burlando solicitó la misma pena para todos los acusados. La fecha de la sentencia es el 6 de febrero.

Graciela Sosa y Silvino Báez hablaron sobre las últimas palabras de los imputados por el crimen de su hijo, tras los alegatos de la defensa. El 6 de frebero se conocerá el veredicto.

Al final de la última audiencia en el juicio a los rugbiers, los padres de Fernando Báez Sosa rechazaron las disculpas que los ocho imputados ofrecieron en sus últimas palabras ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores, y tras el alegato de su abogado defensor, Hugo Tomei.

Es tarde para pedir disculpas, no voy a recuperar a mi hijoMe es indiferente”, dijo Graciela Sosa a la prensa. “Ninguno me miró a la cara y que se pusieran a llorar no me conmovió, mataron a mi hijo”, agregó Graciela en referencia al llanto de Máximo Thomsen.

En esa misma línea, Silvino Báez consideró: “No les creí, fue muy actuado”. “Es muy fuerte que maten a tu hijo y después vengan a pedir perdón. No les veo sinceridad”, agregó.

El padre de Fernando consideró que con esa postura, los acusados “quisieron modificar su situación” ante el tribunal pero se mostró confiado: “Estamos fuertes y con las pruebas sobre la mesa”.

Por su parte, Graciela contó que salió de la sala luego de hablar antes del alegato de Tomei porque se descompuso. “Es muy fuerte cuando veía esos videos, cuando atacaron a mi hijo. Manifesté las ganas como madre de abrazarlo, cubrirlo… Esta vida que tengo ya no es vida. Lo extraño muchísimo Me duele en el alma todo lo que le hicieron”, señaló.

“La única víctima es Fernando, lo mataron de la peor manera, con patadas, mientras mi hijo imploraba levantando la mano”, cerró la mujer.

En su breve exposición, Graciela afirmó: “Es una angustia que nunca podré olvidar, cuando mi hijo levantaba la mano implorando piedad mientras le seguían dando patada tras patada y tenía esa sensación como madre de tirarme sobre él, de poder ayudarlo para que esas patadas fueran para mí porque yo daría la vida por mi hijo, un hijo bueno, decente, que nunca creyó en la maldad”.

La mujer recordó que siempre le decía a su hijo “que se cuidara, que si había una pelea trate de huir”, y que Fernando le respondía: “No creo en la maldad”.

“Quiero justicia por mi hijo, que paguen lo que hicieron, no le tuvieron piedad para nada, solo deseo justicia”, finalizó la madre del joven estudiante de abogacía.

Fuente: Infobae