Las mujeres podrán manejar desde este domingo, pero siempre tuteladas

Las mujeres podrán manejar desde este domingo, pero siempre tuteladas

Apenas unos días antes de que las mujeres puedan comenzar a manejar autos en Arabia Saudita, la monarquía opacó esta semana sus promesas de apertura con el encarcelamiento de otras dos activistas, una nueva medida que echa luz sobre su política de género y el sistema de tutela, que obliga a todas las mujeres a depender del permiso de un hombre durante toda la vida.

Mientras que la monarquía saudita comenzó hace meses una campaña internacional con visitas de Estado, reuniones con empresarios y notas glamorosas en influyentes medios para convencer de que se ha embarcado en una apertura liberal económica y especialmente social, redobló sus fuerzas para acallar las voces que hace décadas vienen pidiendo exactamente eso.

Con una ola de detenciones, el gobierno amedrentó a las decenas de mujeres que desde 1990 han encabezado la campaña para exigir el derecho a manejar y moverse libremente entre el trabajo, la facultad, de shopping o simplemente paseando.

El mensaje enviado al mundo era claro: el único responsable de esta supuesta apertura era el flamante príncipe heredero de 32 años, Mohamed bin Salman.

Cerca de una decena de activistas -hombres y mujeres- se rebelaron contra el discurso oficial y rompieron el silencio. Denunciaron la medida como una operación mediática y volvieron a pedirle a la monarquía que ponga fin al sistema de tutela, que establece que una mujer debe depender de la voluntad de su padre, hermano, esposo o hasta un hijo menor de edad, de ser necesario, durante toda su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *