fbpx

En una decisión histórica, el papa Francisco autorizó la bendición de parejas gays y divorciadas

En una decisión histórica, el papa Francisco autorizó la bendición de parejas gays y divorciadas

Según un documento publicado por la Congregación de la Doctrina de la Fe, los sacerdotes pueden realizar las bendiciones cumpliendo con algunos requisitos.

El papa Francisco autorizó la bendición de parejas gays, lesbianas y divorciadas, en una decisión que quedará en los libros de historia en línea con las políticas de apertura que viene realizando el sumo pontífice desde que asumió hace diez años.

Según un documento publicado por la Congregación de la Doctrina de la Fe, el Vaticano autorizó oficialmente -y por primera vez- la bendición de parejas del mismo sexo y “en situaciones irregulares”, según marca la tradición de la Iglesia católica, lo que también abarca a personas divorciadas.

Existe “la posibilidad de bendiciones de parejas en situaciones irregulares y de parejas del mismo sexo, cuya forma no debe encontrar ninguna fijación ritual por parte de las autoridades eclesiásticas, para no producir confusión con la bendición propia del sacramento del matrimonio”, reza el documento del Dicasterio para la Doctrina de la Fe que aprobó el papa Francisco.

En tanto, los sacerdotes podrán realizar las bendiciones cumpliendo con algunos requisitos que respeten la posición firme que tiene la institución católica en contra del matrimonio igualitario. “Esta bendición nunca se realizará al mismo tiempo que los ritos civiles de unión, ni tampoco en conexión con ellos. Ni siquiera con las vestimentas, gestos o palabras propias de un matrimonio”, precisa el texto.

El Papa Francisco volvió a referirse hoy al problema de la natalidad en Italia 20231212

Una decisión histórica

El documento firmado por el papa Francisco marca un antes y un después en la historia de la milenaria institución religiosa. Tanto que es la primera vez que la Iglesia católica abre el camino de forma tan clara a la bendición de parejas gay y lesbianas, en una nueva medida de apertura de la Iglesia que marcó Jorge Bergoglio desde que asumió ante el Vaticano.

De esta manera, la decisión rubricada por Francisco reconoce una práctica que mantenían algunos sacerdotes respecto a parejas del mismo sexo que recibían la bendición pese a la prohibición de la Santa Sede, en países como Bélgica y Alemania.

La declaración se produce seis semanas después de la conclusión del Sínodo para el futuro de la Iglesia católica, una reunión mundial consultiva en la que obispos, mujeres y personas laicos debatieron cuestiones de índole social, como la aceptación de las personas LGTBQ+ y los divorciados que se vuelven a casar.

Divisiones en la Iglesia

Desde su elección en 2013, el jesuita argentino, que insiste en la importancia de una Iglesia “abierta a todos”, despertó repetidamente la ira del ala conservadora por varios temas, entre ellos el matrimonio igualitario, que genera divisiones en el seno de la institución con especial oposición en los religiosos radicados en Estados Unidos.

A principios de octubre, cinco cardenales conservadores pidieron públicamente al papa Francisco que reafirme la doctrina católica sobre las parejas del mismo sexo, pero el documento final del Sínodo dejó de lado esta cuestión.

Frente a las divisiones en 2021, el Vaticano había reiterado su opinión de que la homosexualidad es un “pecado” y confirmado que las parejas del mismo sexo no pueden recibir el sacramento del matrimonio. Ocurrió en un momento en el que hubo malestar luego de que Francisco limitara el uso de la misa tradicional en latín.

Fuente: Elsol