¿El Aconcagua sin 4G? La decisión empresaria que amenaza con perjudicar la temporada

¿El Aconcagua sin 4G? La decisión empresaria que amenaza con perjudicar la temporada

La telefónica que posee “la radio base más alta del mundo” aún no habilitó su antena ubicada en Plaza de Mulas. “No tenemos injerencia”, dicen en el gobierno.

El 15 de noviembre comenzó la temporada estival del Parque Provincial Aconcagua para realizar trekking (corto y largo) y ascensos al cerro más alto del continente y, pese a las restricciones aún vigentes por el coronavirus, autoridades y empresarios se esperanzan con recuperar esta campaña parte del caudal de visitantes perdido durante la pandemia.

En este contexto, un trascendido cada vez más fuerte amenaza con convertirse en un problema para esos planes públicos y privados: la telefónica propietaria de la antena 4G instalada en Plaza de Mulas analiza no “encenderla” esta temporada, que se extiende hasta el 30 de abril del año próximo, por razones económicas.

El 3 de febrero de 2017 el gobierno y Movistar anunciaron la puesta en funcionamiento de la primera antena 4G en el Parque Aconcagua. “Tiene múltiples beneficios, es una inversión privada que repercute en la Provincia. La instalación permite una mejor conectividad para promover, entre otras cuestiones, el turismo”, destacaba el por entonces gobernador Alfredo Cornejo.

Se trata de la radio base más alta del mundo en Plaza de Mulas, a 4.300 metros sobre el nivel del mar. Si bien el dato extraoficial sobre la decisión de no habilitar la antena surgió desde el seno de la propia empresa, y pese al compromiso de brindar la información correspondiente, desde Movistar finalmente no respondieron las reiteradas consultas de El Sol.

En el gobierno tampoco hubo explicaciones concretas, aunque descartaron alguna negociación con la empresa para que encienda la antena. “Es una decisión privada, nosotros no tenemos injerencia”, deslizó una fuente oficial quien manifestó no estar al tanto de la medida que podría afectar la logística que preparan las empresas que brindan servicios a los visitantes del Aconcagua.

“El jueves tuvimos una reunión para analizar toda la logística y no se mencionó el tema de la antena”, comentaron desde una reconocida empresa de servicios a montañistas. “Sería un problema”, agregaron.

En el cuerpo de guardaparques, en cambio, ya dan por confirmada la noticia. “Por una cuestión operativa, es mucho lo que tiene que hacer la empresa que para la antena que funcione. La temporada será corta y no van a habilitar el servicio de telefonía“, indicaron.

¿Turismo y seguridad?

Al momento de anunciar la puesta en funcionamiento de la antena en 2017, las autoridades destacaron su importancia para impulsar el turismo y reforzar la seguridad.

“Que los turistas puedan enviar imágenes también potencia Plaza de Mulas para que puedan llegar más visitantes. Además, asegura la reducción de los tiempos de espera en caso de que surja una emergencia en alta montaña”, afirmaba Cornejo hace más de cuatro años. Mientras, desde Movistar anticipaban que el servicio permitiría “entre otras cosas, una gestión más eficaz y eficiente de las emergencias, la posibilidad de compartir experiencias en tiempo real para los visitantes y una mejor coordinación de los trabajos en general”.

Pero la experiencia en los años posteriores marcó otra realidad. “Para prestar servicios de seguridad no nos afecta directamente porque siempre se usó el sistema VHF de comunicación”, manifestó un guardaparques.

“La antena era un beneficio fundamentalmente la gente que trabaja permanentemente en la zona, como campamenteros, cocineros y porteadores, que en sus tiempos libres se comunicaban por celular. El que va (a realizar trekking o ascensos) al Aconcagua no lo busca ni lo necesita porque es otro tipo de comunión el que tiene con la montaña“, agregó.

Movistar habilitaba generalmente su antena pocos días después del inicio de la temporada. Ese no es el caso actual, pese a que ya transcurrió casi un mes desde que oficialmente arrancó la campaña.

“La decisión debe ser también por lo corto de la temporada. Tienen que montar paneles, instalar baterías, reactivar motores. Para 30 o 45 días no es redituable porque es un operativo importante“, opinó un guardaparques.

Fuente: Diario El Sol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *