fbpx

De más o demás, de prisa o deprisa: ¿junto o separado es lo mismo?

De más o demás, de prisa o deprisa: ¿junto o separado es lo mismo?

Para algunas palabras, valen las dos formas y no se altera el significado. En otros casos, no quieren decir lo mismo y hay que aprender a diferenciarlas.

Siempre que planteo un tema de ortografía lo hago pensando en las consultas porque hay muchos que quieren escribir sin errores. Nunca me parece mal aclarar que la ortografía no es una cuestión estética. Tiene la función de organizar el discurso: cuando está bien escrito, es más fácil de leer y se hace más agradable tomar contacto con el texto.

Frente a la expresión “tiene buena ortografía” siempre vale la reflexión: ni mala ni buena. La ortografía no es ni más ni menos que un conjunto de reglas. Eso que llamamos “buena ortografía” es la capacidad para manejarlas. Tal como lo indica la RAE, aunque “buena ortografía” no se considere una expresión redundante, hay que entender que al decirlo nos estamos refiriendo al hábito de respetar esas reglas. Sin embargo, eso que parece sencillo, no es accesible para todos. Aquellos que tienen la posibilidad de estudiar y de estar en contacto con la lengua escrita tienen más chances de sortear los obstáculos.

Otra de las condiciones para escribir bien es razonar, pensar qué queremos decir. Ese principio es fundamental para captar la diferencia en algunas expresiones o palabras que vamos a ver a continuación.

Se pueden escribir en una o dos palabras

En estos tres casos, ambas formas están aceptadas y el significado es el mismo haya o no un espacio en blanco. Sin embargo, para los tres ejemplos, la escritura más aceptada y difundida es la de una sola palabra.

1- Enseguida, en seguida

Quiere decir “inmediatamente a continuación”. Aunque ambas grafías están aceptadas, la RAE señala: “Hoy es mayoritaria y preferible su escritura en una sola palabra”.

2- Enfrente, en frente

Significa “en el lado opuesto”. Como en el caso anterior, se puede escribir de las dos maneras, aunque “hoy es mayoritario y preferible el empleo de la grafía simple”.

3- Deprisa, de prisa

Es la más curiosa de las tres. Quiere decir “rápido, con celeridad”. Aunque se recomienda y resulta preferible su escritura en una sola palabra, también se admite la grafía en dos palabras. “Se fue deprisa/ de prisa porque no quería enfrentarlo”. La vacilación en este caso es mayor porque en la expresión “con prisa” solo se da la posibilidad de la preposición acompañada del sustantivo.

4- Apenas, a penas

Aunque no dice que está mal, el diccionario desaconseja la escritura en dos palabras. Es un adverbio que puede equivaler a “casi no, difícilmente, casi, escasamente, solo”: “Apenas comió”, “El paquete llegó hace apenas unos minutos”, “Apenas se le escuchaba la voz”. Con el sentido de “con dificultad” existe la expresión “a duras penas”: “A duras penas le alcanzaba para pagar la renta”. En ese caso aparece separada por la presencia del adjetivo. Si lo sacamos, volvemos a ponerlo en una sola palabra: “Apenas le alcanzaba para pagar la renta”.

Cómo se escribe

Junto o separado no es lo mismo

Estos ejemplos son los que plantean el problema porque en los anteriores solo es cuestión de gustos. En los que vamos a ver ahora, hay solo una forma válida para lo que queremos expresar.

1. Aparte, a parte

La palabra “aparte” quiere decir distintas cosas y tiene distintas funciones. “Clasificá los papeles y poné las facturas aparte”, aquí es un adverbio y quiere decir “en otro lugar” o “por separado”. También puede ser sustantivo: “En un aparte, el ministro se refirió a la situación del sector industrial, luego hizo un balance general”. Cuando funciona como adjetivo, quiere decir “singular, distinto”: “Lo de tu novio es un capítulo aparte”. Finalmente tenemos la locución preposicional “aparte de” que es sinónimo de “al margen”, “además”: “Aparte de los hoteles, habría que ver las excursiones”. Como señala la RAE, “aparte” se escribe siempre en una sola palabra. “No debe confundirse con la combinación ocasional de la preposición a y el sustantivo parte: ‘Es un camino que no te conduce a parte alguna’”.

2. Demás, de más

Estas son las formas que más nos hacen dudar. Muchas veces lo vemos mal escrito, pero si lo pensamos no es tan difícil de saber cuál es la correcta. “De más” es lo contrario de “de menos”, los dos tienen que ver con la cantidad: “Me pagó de más”, “Ese comentario está de más”. Tal como lo indica el diccionario, “de más” significa “de sobra o en demasía”. Para no equivocarse, probar si con “de menos” la frase tiene sentido es una buena estrategia. “Demás”, en una sola palabra, hace alusión a “otras personas o cosas”: “Solo mi hermano y sus amigos vinieron, los demás me dejaron plantado”. Para no fallar, reemplazarlo por “los otros” a ver si funciona.

Hay otras palabras que se comportan como estas, este es un repaso por algunas que vemos escritas de las dos maneras y no sabemos por qué. Son ejemplos de homófonos, palabras que suenan igual o parecido, pero quieren decir cosas distintas. A ver si nos entendemos, haber asumido que los homófonos son un problema, nos deja mejor parados para combatir los problemas de ortografía que se nos pongan enfrente.

Fuente: TN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *