fbpx

Criptomonedas vivieron uno de los peores años en su historia y en 2022 se desplomaron hasta 95%

Criptomonedas vivieron uno de los peores años en su historia y en 2022 se desplomaron hasta 95%

Las criptomonedas terminan este año con fuertes caídas de precios que llegan hasta el 100% de su valor. La pérdida de paridad de las stablecoins y la debacle de la Exchange FTX, entre los eventos propios del ecosistema que hicieron tambalear la confianza de los usuarios.

Las criptomonedas pasaron este año una prueba de fuego. A los factores externos que perjudicaron su desempeño como la inflación a nivel global y la suba de tasas de los principales bancos centrales, se le sumó problemas intrínsecos de su ecosistema como lo fue la pérdida de paridad de las stablecoins algorítmicas y la quiebra de algunos de los principales exchanges.

Así entre las primeras 100 criptomonedas con mayor capitalización hubo solo dos excepciones y se registraron caídas de hasta 100%. Entre las primeras 20, la que más perdió fue Solana (-94,4%), también tuvieron un pésimo desempeño: Avalanche (-90,1%), Polkadot (-84,8%), y Cardano (-81,8%). Shiba Inu se desplomó 76,6% y Uniswap perdió 70,9%

En cuanto a las dos con mayor volumen, Bitcoin y Ethereum tuvieron pérdidas del 65,1% y del 68,3%, respectivamente. A su vez, Binance Coin perdió 53,8%, Ripple 58%, y Doge Coin 58,8%. También hubo criptomonedas con caídas más moderadas como Tron con el 29,3%, o Unus Sed Leo con el 7%, entre las primeras veinte con mayor capitalización de mercado.

Las únicas dos que subieron entre las primeras 100 fueron: Trust Wallet Token (+77,2%) y GMX (+93,9%). En el caso de la primera se trata de un token de gobernanza que permite a los usuarios participar en el proceso de toma de decisiones de la billetera; el segundo es el token nativo del exchange descentralizado DEX.

La pérdida de paridad de las stablecoins

Uno de los eventos clave que perjudicó con fuerza al ecosistema fue el criptocrash. Por mayo, la red Terra sufrió una enorme desestabilización.

Lo que sucedió fue que se perdió la paridad de la moneda estable UST con el dólar, y al crear un respaldo de forma algorítmica, la moneda nativa LUNA se desintegró al hundirse casi un 100% tan solo en 24 horas. La implosión de Luna sacó de mercado u$s40.000 millones y generó una pérdida total estimada en u$S300.000 millones.

La debacle de la Exchange FTX

Como si fuera poco en noviembre FTX, una plataforma de intercambio de criptomonedas, entró en proceso de quiebra en Estados Unidos lo que derivó en una desconfianza en el resto de las fintech.

Hace poco más de un mes se conoció que la firma asociada de FTX, Alameda Research, tenía una parte significativa de sus activos en el token nativo FTT de FTX. Luego de esta revelación, el CEO de Binance, el intercambio rival, Changpeng Zhao, anunció que Binance vendería sus tenencias del token, lo que produjo una especie de corrida bancaria con los clientes de FTX.

Fue así que el exchange FTX no pudo procesar los retiros. Binance firmó una carta de intención para adquirir la empresa pero finalmente dio marcha atrás al citar informes de mal manejo de fondos de clientes e investigaciones de agencias de Estados Unidos. FTX pidió un proceso de quiebra.

Fuente: Ambitofinanciero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *