Un niño estuvo cautivo 5 años en el garaje de sus padres adoptivos: sólo salía para ir a clases

Un niño estuvo cautivo 5 años en el garaje de sus padres adoptivos: sólo salía para ir a clases

El chico, de 13 años, vivía en un cuartito donde no tenía ni siquiera baño. Ocurrió en Florida, Estados Unidos.

Una pareja del condado de Palm Beach, en Florida, Estados Unidos, fue arrestada por la Policía acusada de confinar a su hijo adoptivo de 13 años durante unos cinco años en un diminuto cuarto dentro del garaje de su propiedad. Sólo le permitían salir para ir a la escuela y luego debía permanecer encerrado, a veces hasta 18 horas por día, según declaró el adolescente.

Tracy y Timothy Ferriter, de 46 años de edad, fueron detenidos y acusados del delito de “abuso infantil agravado” por tener al menor confinado en una recámara construida dentro del garaje familiar, según informó el Departamento de Policía de Jupiter, un poblado del condado de Palm Beach. La pareja tenía además a otros tres hijos a su cargo.

El descubrimiento se produjo el pasado 30 de enero después de una investigación de la Policía a raíz de una llamada en la que alertaban de la desaparición de un menor de edad, aunque no está claro quién denunció la desaparición ni cuánto tiempo este estuvo desaparecido.

En la Corte, los abogados de los Ferriter presentaron documentación según la cual el chico tenía diagnosticado trastorno de apego reactivo, una condición en la que un niño no forma un vínculo emocional saludable con sus cuidadores.

Horas después, la pareja fue puesta en libertad bajo fianza, establecida en 50 mil dólares. De todas formas, tienen prohibido el contacto con cualquiera de sus hijos.

Cómo se descubrió al niño que estaba cautivo

Un agente policial llegó ese día a la vivienda de la pareja y, mientras hablaba con la madre del chico, se percató de la existencia de una estructura dentro del garaje que la mujer describió como una pequeña oficina.

En la investigación, los detectives notaron que esa pequeña estructura de 2,44 metros tenía una puerta con un picaporte, un cerrojo con cerradura exterior y un interruptor de luz también por fuera.

Al ser entrevistado por los policías, el chico había señalado que se escapaba de su casa porque sentía que nadie lo quería y porque no se sentía seguro. El chico llegó a suplicar a los oficiales que lo arrestaran y dijo que “preferiría estar en prisión que estar de vuelta en casa”, según publicó el canal de televisión WPTV.

En qué condiciones tenían cautivo al niño

En el interior del cuarto donde estaba cautivo el chico, los investigadores hallaron un colchón y un balde que el menor de edad usaba como baño. También habían instalado una cámara de video para hacer el seguimiento.

Al día siguiente, el muchacho fue localizado en la escuela y los detectives lograron entrevistarlo y determinar que los padres adoptivos “habían abusado de él físicamente y confinado a la fuerza dentro de esa estructura en el garaje desde al menos 2017″.

Según los detectives, los padres permitían al adolescente asistir a clase, pero, cuando regresaba a casa, era encerrado en el cuarto el resto del día, hasta el punto que comía allí.

Tanto el adolescente que denunció el cautiverio como los otros tres niños que vivían en la casa quedaron bajo los servicios de protección infantil del condado.

Con información de agencias.

Fuente: TN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *