Un hombre cambió de género a los 59 años y la ANSeS le dio la jubilación a los 60

Un hombre cambió de género a los 59 años y la ANSeS le dio la jubilación a los 60

Sergio Lazarovich se convirtió en Sergia. Así, accedió al beneficio que para las  mujeres es cinco años antes.

ANSeS había prometido pronunciarse una vez que se analizara el pedido concreto. Y este martes lo hizo. Aceptó el pedido de jubilación a los 60 años de un varón que cambió de género. Se trata de Sergio Lazarovich que nació el 18 de enero de 1958 y , con 59 años, cambió su identidad por el de Sergia.

Por la ley previsional, las mujeres pueden jubilarse con 30 años de aportes a partir de los 60 años, 5 años antes que los varones.

En base a ese derecho, Lazarovich – un contador que se desempeña en la delegación salteña de la AFIP- solicitó iniciar el trámite de jubilación. Y este martes la responsable de la UDAI de Salta Norte , Laura Cartuccia confirmó que no había objeciones al pedido presentado meses atrás..

“ANSeS se limita a analizar la documentación presentada por el ciudadano. En el caso de Sergia Lazarovich se ha iniciado el trámite jubilatorio como mujer y se dio curso al expediente de reconocimiento de servicios para verificar si cumple con los años de aporte. Sólo se le otorgará el beneficio jubilatorio si cumple con los requisitos que exige la ley”, dijo Laura Cartuccia,  ante la consulta de Clarín.

Lógicamente por ser anterior a la ley de identidad de género, de mayo de 2012, la ley de jubilaciones no previó la cuestión del cambio de sexo.

La mesa de los galanes en crisis: crearon un "club" para discutir la masculinidad en tiempos feministas
Mirá también

La mesa de los galanes en crisis: crearon un “club” para discutir la masculinidad en tiempos feministas

Por eso, el caso abrió una polémica con posturas a favor y en contra. En ese momento, Lazarovich declaró que el cambio de género se basaba en convicciones personales y no por cuestiones previsionales, desmintiendo que lo que había hecho para jubilarse 5 años antes.

En la ANSeS dijeron que hubo otros casos de cambios de género que gestionaron sus jubilaciones como mujeres, y que no trascendieron porque no se hizo público. Y que el organismo toma la identidad y el sexo declarado en el DNI y verifica si cumple con el resto de los requisitos, como los años de aportes.

Por eso, agregaron, que si una mujer cambia de sexo y el DNI dice que es varón, se jubila a partir de los 65 años.

Para los abogados previsionalistas, que aprueban la decisión de la ANSeS, con la rectificación de la documentación personal, un varón adquiere los derechos que una mujer tiene reconocidos en nuestro ordenamiento jurídico. Y la adquisición de esos derechos ocurre en forma automática y no depende de un reconocimiento por parte de las autoridades.

Así, recuerdan que el artículo 13 de la ley de identidad de género aclara que “toda norma, reglamentación o procedimiento deberá respetar el derecho humano a la identidad de género de las personas. Ninguna norma, reglamentación o procedimiento podrá limitar, restringir, excluir o suprimir el ejercicio del derecho a la identidad de género de las personas, debiendo interpretarse y aplicarse las normas siempre a favor del acceso al mismo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *