fbpx

Un grupo de indígenas reclama por un derrame de petróleo y tomó de rehenes a 70 turistas extranjeros

Un grupo de indígenas reclama por un derrame de petróleo y tomó de rehenes a 70 turistas extranjeros

Los habitantes de la localidad de Cuninico reclaman soluciones ante el derrame de petróleo ocurrido el 16 de septiembre pasado. Hay personas de España, EEUU, Reino Unido, Francia y Suiza.

Al menos 70 turistas fueron tomados como rehenes en una embarcación con en una localidad amazónica de Perú. Entre ellos hay niños y mujeres embarazadas, según reportes de los medios locales.

La drástica decisión de los pobladores de la localidad de Cuninico fue tomada para pedir una solución ante el derrame de petróleo en la zona, ocurrido el 16 de septiembre. Aseguran que las autoridades no les dan respuestas.

“Estamos en nuestro viaje de Yurimaguas a Iquitos tuvimos que parar y nos dicen que tenemos que estar 6 u 8 días aquí”, señaló o Josua, un turista de nacionalidad alemana retenido. Según reportaron varios pasajeros a bordo, se llevaron a los trabajadores de la embarcación, y decenas de viajeros se quedaron retenidos en medio de la selva.

El bloqueo en el río Marañón había sido anunciada por ocho comunidades aledañas a la quebrada Cuninico afectada por el derrame de petróleo. Además, habría otras cuatro embarcaciones más que estarían bloqueadas por la protesta.

Watson Trujillo, líder de la comunidad de Cuninico explicó que “esta medida drástica” se decidió para que el Gobierno enviara una delegación a evaluar los daños ambientales causados por una fuga de petróleo, que provocó el derrame de aproximadamente 2.500 toneladas de crudo en el río Cuninico.

Los turistas afectados provienen de distintas partes del mundo como Estados Unidos, España, Francia, Reino Unido y Suiza. Y en las últimas horas se informó que los pasajeros ya no cuentan con alimentos ni agua ni medicamentos.

Por su parte, desde la comunidades indígenas piden la presencia del presidente de Perú, Pedro castillo, para solucionar el conflicto ya que no pueden alimentarse ni usar el agua del río porque está contaminado. Mientras tanto, los pasajeros pasarán la noche en el barco a la espera de una solución.

El Gobierno peruano no se pronunció sobre la protesta

Ni las autoridades ni la policía se han pronunciado sobre el hecho. Las comunidades indígenas también bloquean desde el jueves el tránsito de cualquier tipo de embarcación por el río.

El 27 de septiembre, el Gobierno declaró estado de emergencia por 90 días en el área afectada dentro de las comunidades de Cuninico y Urarinas donde viven unos 2.500 indígenas. El oleoducto Norperuano de la estatal Petroperú, es uno de los más grandes del país y fue construido hace cuatro décadas para transportar crudo desde la región amazónica hasta Piura en la costa, con una extensión de unos 800 km.

Por su parte, la empresa había atribuido la fuga a un ataque al oleoducto, con “un desgarro intencionado de 21 centímetros en el oleoducto”. Petroperú reportó diez ataques a su oleoducto en Loreto desde enero, que provocaron derrames de petróleo.

Fuente: TN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *