ShowMatch: Gladys la Bomba Tucumana, más explosiva que nunca

ShowMatch: Gladys la Bomba Tucumana, más explosiva que nunca

El regreso de Gladys la Bomba Tucumana a ShowMatch fue explosivo. “Soy una persona que dice las cosas de frente”, le dijo a Marcelo Tinelli cuando la presentó junto con su hijo Tyago Griffo.

Y haciendo honor a eso de ser frontal, atendió sin anestesia a Jimena Barón, Florencia Peña, Inés Stork y Laurita Fernández. Antes, había recibido la venia de Esmeralda Mitre, quien destacó a su reemplazante.

“Me parece un honor que me reemplace Gladys. Me parezco en varias cosas a ella como en lo de ser frontal y tener un gran corazón. Es una de las artistas más grandes de este país y yo la acompaño desde acá atrás”, dijo Esmeralda.

“Me encanta verte Marcelo. Estoy feliz por estar acá. Mi novio está en Tucumán, le mando un beso”, arrancó feliz Gladys, ante la bienvenida que le dio Tinelli después de casi un año sin verla.

Sin embargo, Marcelo la pinchó un poquito y Gladys arrancó: “No te gusta Jimena Barón, dijiste el otro día”, le recordó Tinelli.  “Es que yo soy de otra época. No me gusta la gente que tiene moño. La veo como de regalo, medio rapidonga. Yo soy una mujer normal, y doy mi opinión”, argumentó la Bomba.

Acerca de Flor Peña y el poliamor, dijo que: “Me encanta cuando dice ‘cafecito’ pero no me va lo del poliamor. Soy monogámica hasta el día que me muera. Me divorcié del papá de Santiago porque me metía los cuernos. ¿Cómo voy a estar con alguien que me engaña?”, se preguntó indignada.

Acerca de Inés Stork, la mamá de Laurita Fernández, fue explosiva: “No la vi bailar, pero ni fu, ni fa. Me cae medio mal la señora”. Y argumentó que le molestaba que su hija le regalara puntos.

Después atendió a Laurita Fernández: “Espero que me vea como a la madre, porque yo tampoco bailo. Que le pongan la musiquita de violines y sea buenita. Ensayé un solo día”, desafió. “Espero que esté a la altura del certamen”, interrumpió Laurita, enojada por lo que decía de su mamá. “No tengas miedo por mi puntaje”, agregó.

 

“Espero que me pongas un 25 como hacés con tu mamá”, se burló la Bomba. “Quiero que me vea como si fuese su mamá”, insistió.

“Te veo como una participante. No sos mi mamá”, respondió cortante Laurita. “Te quedaste en septiembre”, agregó la miembro del jurado.

Cuando llegó el momento del puntaje, Ángel de Brito destacó que “por haber ensayado un solo día, estuvo bastante bien”. “Qué personaje que sos”, le dijo Nacha. Y agregó que “Esperé más porque este es tu ritmo. Los hubiera dejado improvisar al no tener tiempo de ensayar. Se quedaron a mitad de camino. Igual me gusta mucho tu actitud y cómo sos“, agregó la cantante. Aunque su puntaje fue bajo: un 5.

Antes de seguir con las puntuaciones, Marcelo se dio un gusto y le pidió a Gladys que cantara “La pollera amarilla”, junto con Esmeralda Mitre.

Hasta que por fin llegó el turno de Laurita Fernández y se abrió una nueva polémica: ¿por qué ensayaron un sólo día? “Quiero hablar de los ensayos. Te llamaron el martes, o sea que tuviste miércoles, jueves y viernes para ensayar; tres días y no uno sólo como dijeron ustedes”, acusó la rubia.

La respuesta de la Bomba fue contundente: “Vivo en Tucumán, viajé el jueves y la producción me mandó a los programas de Laflia, por eso no tuve tiempo de ensayar más”, se justificó la cantante tropical.

O sea que usaste el tiempo de ensayo para ir a los programas en lugar de ensayar, se enojó Laurita. “Hubieses priorizado adónde ibas. Yo cuando iba a otros programas ensayaba a cualquier hora. Si era necesario lo hacía a las tres de la mañana“.

“Estás haciendo pis fuera del tarro”, dijo la Bomba, argumentando que fue la producción la que la mandó a los programas y que no disponía de horarios para ensayar. “Además soy una señora grande y no puedo bailar a cualquier hora”, cerró.

“Se vio reflejada la falta de ensayo en la coreo. Arrancaron bien pero a la mitad hicieron cualquier cosa. Hubo muchas faltas en la coreo. Trajeron el auto y no lo usaron. No entiendo para qué lo trajeron. No me gustó lo que hicieron y me parece una falta de respeto que no quieras ensayar a cualquier hora para mostrar algo mejor. No estuvo para un 25 ni para un 1. Le pongo un 2 y pido el BAR”, sentenció Laurita.

´De todas formas, Marcelo Polino cerró la ronda de puntajes con un 10, lo que motivó el festejo de Gladys, Esmeralda y el resto del equipo. Aunque la alegría duró un poco: Lourdes Sánchez, como presidenta de el Bar, le bajó un punto.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *