fbpx

Revelación: un supervolcán podría esconderse bajo seis islas en Alaska

Revelación: un supervolcán podría esconderse bajo seis islas en Alaska

Las Aleutianas podrían formar una caldera única e interconectada que, si entra en erupción, tendría consecuencias catastróficas.

Un grupo de islas volcánicas en la cadena de las Aleutianas de Alaska parece ser parte de un solo volcán gigante por descubrir, según indican hallazgos presentados el año pasado, en la Reunión de Otoño de 2020 de la Unión{on Geofísica Americana (AGU por sus siglas en inglés).

Si las sospechas de los investigadores son correctas, la caldera volcánica recién descubierta pertenecería a la misma categoría de volcanes que la Caldera de Yellowstone y otros volcanes que han tenido súper erupciones con graves consecuencias globales.

Las Islas de las Cuatro Montañas en las Aleutianas centrales son un grupo compacto de seis estratovolcanes llamados Carlisle, Cleveland, Herbert, Kagamil, Tana y Uliaga.

Un supervolcán como el de Yellowstone puede esconderse bajo seis islas en Alaska. Foto: AP

Un supervolcán como el de Yellowstone puede esconderse bajo seis islas en Alaska. Foto: AP

Los estratovolcanes son lo que la mayoría de la gente imagina cuando piensa en un volcán: una montaña cónica empinada con un estandarte de nubes y cenizas ondeando en la cima. Pueden tener erupciones poderosas, como la del monte Santa Helena en 1980, pero se ven eclipsadas por erupciones mucho menos frecuentes que forman calderas.

Investigadores de una variedad de instituciones y disciplinas han estado estudiando el Monte Cleveland, el volcán más activo del grupo, tratando de comprender la naturaleza de las Islas de las Cuatro Montañas. Han reunido múltiples pruebas que muestran que las islas podrían pertenecer a una caldera interconectada. 

A diferencia de los estratovolcanes, que tienden a explotar depósitos de magma de tamaño pequeño a modesto, una caldera se crea al tocar un enorme depósito en la corteza terrestre. Cuando la presión del depósito excede la fuerza de la corteza, se liberan cantidades gigantescas de lava y cenizas en un episodio catastrófico de erupción.

Sorpresa en el estudio presentado en 2020. Foto: DPA

Sorpresa en el estudio presentado en 2020. Foto: DPA

Las erupciones que forman calderas son las erupciones volcánicas más explosivas de la Tierra y, a menudo, han tenido efectos globales. La ceniza y el gas que arrojan a la atmósfera pueden afectar el clima de la Tierra y desencadenar trastornos sociales. Por ejemplo, la erupción del cercano volcán Okmok en el año 43 a. C. se ha visto implicada recientemente en la ruptura de la República Romana.

La caldera propuesta debajo de las Islas de las Cuatro Montañas sería incluso más grande que Okmok. Si se confirma, se convertiría en el primero en las Aleutianas que se esconde bajo el agua, explicó Diana Roman, de la Carnegie Institution for Science, coautora del estudio.

“Hemos estado escarbando debajo de los almohadones del sofá en busca de datos”, detalló Roman, refiriéndose a la dificultad de estudiar un lugar tan remoto. Y agregó: “Pero todo lo que miramos se alinea con una caldera en esta región“.

El Parque Nacional de Yellowstone.

El Parque Nacional de Yellowstone.

A pesar de todos estos signos, Roman y John Power, investigadores del Servicio Geológico de los Estados Unidos en el Observatorio de Volcanes de Alaska y autores principales del estudio, sostienen que la existencia de la caldera no está probada de ninguna manera. Para hacer eso, el equipo de estudio deberá regresar a las islas y recopilar evidencia más directa para probar completamente su hipótesis.

“Nuestra esperanza es regresar a las Islas de las Cuatro Montañas y observar más de cerca el fondo marino, estudiar las rocas volcánicas con mayor detalle, recolectar más datos sísmicos y gravitacionales y tomar muestras de muchas más áreas geotérmicas”, afirmó Roman en un comunicado.

La hipótesis de la caldera también podría ayudar a explicar la frecuente actividad explosiva observada en Mount Cleveland, dijo el experto. El monte Cleveland es posiblemente el volcán más activo de América del Norte durante al menos los últimos 20 años. Ha producido nubes de ceniza de hasta 15.000 y 30.000 pies sobre el nivel del mar. Estas erupciones representan un peligro para los aviones que viajan por las concurridas rutas aéreas entre América del Norte y Asia.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *