fbpx

Recomendaciones para prevenir la picadura de escorpiones

Recomendaciones para prevenir la picadura de escorpiones
La especie más peligrosa de este tipo de arácnidos se encuentra en ámbitos urbanos por lo cual hay que tomar recaudos en los cuidados personales, intra y peridomiciliarios.

Este pequeño arácnido, originario de Brasil y Paraguay, ha generado preocupación entre los residentes locales y las autoridades de salud pública debido a su veneno potencialmente peligroso.

El Tityus trivittatus, comúnmente conocido como el “alacrán de tres bandas”, es una especie de escorpión que se distingue por las tres bandas oscuras que atraviesan su dorso. Esta especie prefiere hábitats urbanos y suburbanos, encontrándose frecuentemente en áreas con presencia humana, como jardines, patios y hogares. Aunque no es agresivo por naturaleza, el Tityus trivittatus puede picar si se siente amenazado o acorralado. Su veneno contiene neurotoxinas que pueden causar síntomas como dolor intenso, hinchazón y en casos graves, complicaciones neurológicas y cardiovasculares.

Se denomina escorpionismo a los trastornos producidos por la picadura e inoculación de veneno de diferentes especies de escorpiones. En Argentina, hasta la fecha, solamente una de ellas se ha asociado a accidentes graves y muertes en el humano: la especie Tityus trivittatus.

La Presencia del Alacrán en Mendoza

En los últimos años, se han reportado avistamientos del Tityus trivittatus en la provincia de Mendoza, específicamente en la ciudad de San Rafael. Este fenómeno ha generado preocupación entre la población local y ha llevado a las autoridades a tomar medidas para monitorear y controlar la población de estos arácnidos.

Medidas de Prevención y Control

Ante la presencia del Tityus trivittatus en la región, es importante que los residentes tomen medidas de prevención para evitar encuentros no deseados con estos escorpiones. Algunas recomendaciones incluyen:

1. Mantener limpios los espacios exteriores, eliminando escombros y objetos que puedan servir como refugio para los escorpiones.

2. Sellado de grietas y fisuras en las estructuras de las viviendas para evitar la entrada de escorpiones.

3. Sacudir la ropa y el calzado antes de ponérselos, especialmente si han estado en el exterior.

4. Utilizar calzado cerrado al caminar por áreas propensas a la presencia de escorpiones.

Recordar que estos animales son de hábitos nocturnos.

Además de estas medidas preventivas, las autoridades locales están llevando a cabo programas de control de plagas para reducir la población de escorpiones en áreas urbanas.

Ampliamente distribuida en nuestro territorio, la Tityus trivittatus se encuentra en ámbitos urbanos y en estrecho contacto con el hombre. Habita en galerías subterráneas, sótanos, cañerías, túneles, paredes y sitios de características parecidas. Es común encontrar este tipo de escorpiones en jardines, sobre todo en los meses cálidos. Cabe aclarar, que el resto de las especies que suelen habitar en las zonas periféricas de las grandes ciudades no representan ningún riesgo sanitario.

El signo más destacado del envenenamiento es el dolor agudo y de alta intensidad que se produce en el lugar de picadura. Puede ser solo local o extenderse hacia el tronco, sin producir daño en los tejidos.

No obstante, la picadura del Tityus trivittatus puede afectar el sistema nervioso autónomo y otros tejidos que complican el cuadro. La persona puede mostrar estados de alteración como taquicardia, dificultad respiratoria, opresión precordial, salivación, lagrimeo y temblores, entre otras. Y en los casos más graves se pueden presentar vómitos, diarreas y alteraciones electrocardiográficas.

Protección intradomiciliaria

• Utilizar rejillas en desagües y sanitarios.

• Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras.

• Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.

• Revocar paredes, reparar grietas en pisos y techos.

•Controlar cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes.

Protección peridomiciliaria

• Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.

• Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones.

• Evitar acumulación y juntar con las manos materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan.

• Los alacranes pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas)

• Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones.