fbpx

Puigdemont viajó a Bruselas y los nacionalistas belgas aclaran que no lo invitaron

El destituido presidente catalán Carles Puigdemont, quien fue acusado por la Fiscalía general española de los delitos de “rebelión, sedición y malversación”, apareció en Bruselas, informó el gobierno español, mientras el nacionalismo belga aclaró que la presencia del líder separatista no fue por invitación.

Además, Puigdemont contrató como “consejero” al abogado belga Paul Bekaert, un letrado flamenco especializado en extradición que defendió a etarras, y que aclaró de entrada que “nada se había hablado” de un posible pedido de asilo.

El viaje se hizo público poco después de que el fiscal general del Estado español, José Manuel Maza, anunciara la presentación de una querella ante la Audiencia Nacional contra Puigdemont y el resto de su gobierno regional, así como otra querella ante el Tribunal Supremo contra la mesa del Parlamento.

Esas querellas son por el proceso secesionista impulsado por ambas instituciones y, en concreto, por la declaración de independencia aprobada el viernes pasado por la Cámara autonómica, que fue respondida por el gobierno español con el cese del gabinete catalán y la disolución del parlamento de esa autonomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *