Pistolero dos, Lautaro uno

Pistolero dos, Lautaro uno

Con un doblete de Luis Suárez, el segundo tras pase de Messi, Barcelona le dio vuelta 2-1 un partido durísimo al Inter. Lautaro Martínez había abierto la cuenta para el Neroazzurro, que se fue con las manos vacías.

Como acostumbra a pasar, por tener a los mejores jugadores del planeta, la Champions League regaló un partidazo. Los protagonistas fueron el Barcelona y el Inter. Fueron los tanos los que golpearon primero a través de un gran gol de Lautaro Martínez a pura potencia, su primero en este certamen. Beneficiado por la ventaja, los dirigidos por Antonio Conte pudieron desplegar su plan: defender y salir de contra.

Los minutos fueron transcurriendo con un Barcelona que no encontraba la manera de llevar peligro al arco defendido por Samir Handanovic, demostrando un rendimiento irregular como el que viene teniendo en la liga española. Al llegar hasta el borde del área, los del conjunto catalán siempre eran doblegados en la marca por los tanos. El Inter, en cambio, aplicaba a la perfección su juego y tuvo el segundo con un gran cabezazo del Toro que derivó en una espectacular atajada de Ter Stegen. Al descanso se fueron con la mínima diferencia.

Cuando iban ocho minutos de la segunda parte, Ernesto Valverde metió un cambio que empezó a cambiar la historia: Arturo Vidal ingresó en lugar de Sergio Busquets. El chileno le dio más velocidad y verticalidad al ataque. Tan sólo cinco minutos después llegó el empate por un pase de Arturo, que encontró a Lucho al borde del área y la clavó al lado del palo con un remate de aire. Golazo.

A partir de ahí, el Barsa empezó a manejar el partido y a acorralar una defensa que se encontraba cada vez más en apuros pero siempre disponiendo del ex Racing para contragolpear. Fue tras un ataque de los de Milán, en la que Ter Stegen le descolgó el centro de la cabeza al Toro, que nació la contra del 2-1. La pelota llegó a los pies de Messi, que encaró en diagonal al área, para encontrar al Pistolero en la medialuna. El uruguayo en un movimiento veloz se sacó la marca de encima y definió solo ante la salida de Handanovic.

Fue un triunfo más que importante para el Barsa, que ahora lidera su grupo con cuatro puntos y pudo superar al líder de la Serie A y mejorar el nivel que venía mostrando en los últimos partidos e incluso en el primer tiempo del encuentro. Para el Inter quedará el sabor amargo de haber hecho unos muy buenos primeros 45 minutos, pero haberse ido con las manos vacías.

Fuente: Olé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *