Partidos o entrenamientos: el juego de las diferencias entre la selección argentina y las candidatas a ganar el Mundial

Partidos o entrenamientos: el juego de las diferencias entre la selección argentina y las candidatas a ganar el Mundial

Detrás del escenario hay una pelota. Aunque no aparezca demasiado en estas horas en el centro de la discusión, será con ella que se jugará aquello que reúne aquí y luego en Rusia a una delegación de alrededor de 90 argentinos: un Mundial de fútbol.

La agitación por la marcha atrás decidida por la AFA respecto del partido que iba a jugar ante Israel el sábado en Jerusalén va cediendo, y entonces el foco desnuda un dato: al final, la selección debutará el sábado 16 en Moscú ante Islandia corta de pruebas. ¿Cómo ataja Franco Armani cuando lleva el escudo de la AFA? Imposible saberlo porque la suspensión le quitó la posibilidad de mostrarse y aspirar así a pelearle el puesto a Willy Caballero. ¿Resiste sin problemas Lucas Biglia un partido de 90 minutos? Quién sabe, el descarte de uno alternativo -ni Letonia, Moldavia, Malta o San Marino fueron confirmados como el nuevo rival- lo dejó sin ese desafío. ¿Tiene ritmo competitivo Sergio Agüero? La práctica contra los sparrings, siempre menos exigente que medirse con un oponente real, será la única medida. ¿Funciona la sociedad Messi-Lanzini? Un juego de cotillón contra Haití no dio la talla. Así, Jorge Sampaoli se llevará esas preguntas a Bronnitsy, adonde la selección llegará el sábado a la noche sin pasar por la escala israelí. Allí comenzará otra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *