Panaderos alertaron que el precio de la harina aumentó un 12% por el impacto de la guerra Rusia-Ucrania

Panaderos alertaron que el precio de la harina aumentó un 12% por el impacto de la guerra Rusia-Ucrania

Cristián Di Betta, presidente de la Cámara de empresarios panaderos de Mendoza, anticipó que se esperan nuevos incrementos para esta semana. Rusia y Ucrania son los mayores productores de granos del mundo.

Cristián Di Betta, presidente de la Cámara de empresarios panaderos de Mendoza (CEPA MZA), explicó que la semana pasada tuvieron un aumento del 12% en el precio de la harina y que esta semana se esperan nuevos incrementos. Además, los proveedores recortaron la entrega de la materia prima. Aunque suene extraño y lejano, esto tendría relación directa con la guerra entre Rusia y Ucrania.

“El jueves pasado los vendedores de harina nos pasaron entre $60 y $80 de aumento la bolsa de harina. El viernes $100 más. Por eso desde la Cámara largamos un comunicado manifestando que había aumentos del 12% en la harina”, detalló Di Betta a Diario UNO.

Y agregó: “Como somos parte de la Federación estamos en contacto con todos los panaderos del país. En la mayoría de las cámaras manifestaban lo mismo, además que había recortes de entrega de harina, el que pedía 100 bolsas le entregaban la mitad. Al proveedor no le convenía vender el jueves o viernes porque esta semana iba a seguir aumentando, entonces guardó la harina para venderla con el nuevo aumento“.

Di Betta indicó que por el feriado de este lunes y martes por Carnaval, no tendrán novedades hasta el miércoles ya que la mayoría de los proveedores no trabaja, pero no descartó en absoluto que ese día se encuentren con nuevos aumentos.

“Un amigo de Buenos Aires me mandó una foto de un depósito donde le habían puesto a la harina 000 un cartel que decía ‘precio estimativo’ $1.800 pesos. Es una locura“, expresó.

Constantes aumentos en las materias primas

El valor del viernes era de $1.550 más o menos la bolsa de harina, de $1.320, que la estábamos pagando en promedio, pegó un salto importante”, indicó el empresario.

“La grasa también sube. Semana tras semana tenemos novedades de aumentos en todas las materias primas, cuando no es harina es la grasa, sino es la margarina, o es la levadura. Hace poco tuvimos paritarias y también va a haber aumentos de sueldos, y todo ese combo en algún momento tenés que trasladarlo al precio del pan“, agregó.

Y recordó que el 10 de febrero hubo un incremento en los precios para el consumidor del 15%, por lo que el kilo de pan se vende a $220, la docena de tortitas a $320, y las facturas comunes a $480 la docena.

Así quedaron los precios tras el aumento del 15% el 10 de febrero pasado.

Así quedaron los precios tras el aumento del 15% el 10 de febrero pasado.

Nueva reunión

Debido a esta suba sin escalas del precio de la bolsa de harina, el miércoles verán cómo están los precios y si hay recortes en las ventas o no, y se reunirían para evaluar la situación.

En caso que sigan los aumentos, ven como posibilidad evaluar un nuevo incremento en los productos que elaboran.

“El miércoles lo vamos a hablar. Pero un nuevo aumento le genera malestar a la gente, y no soluciona el problema. Ya están malísimas las ventas y le decís al cliente de un aumento, es peor, no van a comprar porque es mucho el malestar que generás con la noticia. Vamos a ver en base a lo que pase en la mañana del miércoles, si hay venta o no, si aumentó o no”, manifestó Cristián Di Betta.

Sin harina

Debido a los recortes de entrega de harina que hicieron varios proveedores por la especulación de lo que pasaría esta semana con los precios, Di Betta indicó que las panaderías más chicas corren riesgo de no poder abrir sus puertas por falta de la materia prima.

“Nosotros tenemos un depósito grande donde podemos proveernos de harina en cantidad, pero hay panaderos más chicos que tienen que hacer compra semanal o diaria por una cuestión de espacio. Entonces si el jueves le decís que le vas a vender recién el miércoles, porque lunes y martes son feriado, puede que hasta no abra su panadería porque no tiene harina por esta situación. Es cada vez peor“, explicó el empresario y presidente de la Cámara de panaderos.

“Gracias a Dios hay muchas panaderías que tienen espacio para acopiar mucha cantidad de harina, pero el panadero más chico que no le venden hasta el miércoles, le cortan las piernas, no puede trabajar“, agregó.

Dijo que es una situación que en este fin de semana largo “está pasando. Lo veo en los grupos de WhatsApp, o me llaman para preguntarme si pude comprar, si me vendieron, si tengo, si puedo prestar. Y tratamos de ayudarnos entre nosotros hasta ver qué va a pasar con el precio“.

Guerra Rusia-Ucrania

Los dos países que se enfrentan a un conflicto bélico casi inexplicable para el mundo actual son principales productores a nivel mundial de granos. Al estar en guerra no pueden vender su producción, lo que genera un aumento del precio que afecta directamente al trigo y genera especulaciones en los valores.

Es una historia larga, pero termina influenciando en el precio de la bolsa de harina en Argentina. Suben todos los granos y eso produce que pase esta situación en el país”, explicó Di Betta, aunque sostuvo que “siempre hay una excusa por algo” para generar aumentos. “Mañana van a decir que es por el dólar, pasado porque no hay agua, después porque no hay luz, siempre hay alguna excusa para tener que trasladar los precios“.

“Con este problema de guerra, se dispara la bolsa en Chicago, Estados Unidos, suben los valores de todos los granos, entonces los molinos en Argentina dicen: ‘si está pasando esto, esperemos a la semana que viene. Guardemos la harina y la vendemos más cara‘. Es una historia que no termina nunca, y el tema es que siempre, con todos estos problemas, el perjudicado es el consumidor“, describió el empresario panadero.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *