fbpx

Ola de calor: Irán registró 66,7° de sensación térmica

Ola de calor: Irán registró 66,7° de sensación térmica

El calor no cesa en Europa y Asia y los especialistas señalan que “son condiciones intolerables para la vida humana y animal”.

Los temperaturas en el hemisferio norte aumentan cada día y tanto Europa como Asia y Estados Unidos están atravesando una ola de calor sin precedentes. Muchos países están rompiendo récords de temperaturas extremas como China que llegó a una máxima de 52,2° en Xinjiang y Irán registró una sensación térmica extrema de 66,7°.

Este fenómeno se dio el domingo a las 12:30 del mediodía en el Aeropuerto Internacional del Golfo Pérsico a partir de una combinación entre la temperatura de 40° y la altísima humedad de las aguas del golfo.

“Esas son condiciones intolerables para la vida humana y animal“, aseguró en Twitter el meteorólogo y científico estadounidense Colin McCarthy.

De todas formas, los 66,7° de térmica todavía están lejos del máximo registrado en el Golfo de Pérsico. El 8 de julio de 2003 hizo 81° en Arabia Saudita.

Ola de calor en Estados Unidos y Europa

El sudeste asiático no es la única región norte sufriendo la ola de calor. En Estados Unidos y Europa hubo incendios forestales descontrolados y cortes de luz. La Organización Meteorológica Mundial aseguró que estos eventos resaltan la necesidad de tomar medidas urgentes contra el cambio climático.

Este miércoles, la Agencia Estatal de Meteorología de España informó que la temperatura del agua en sus costas alcanzó un máximo histórico para esta época. La media fue de 24,6° a mediados de julio, cerca 2,2° más de lo habitual para la temporada.

En Italia, la isla de Cerdeña registró máximas de hasta 46° centígrados durante la tarde del martes. Esta región podría romper un récord de temperatura europea si llegara a superar los 48,8° que se registraron allí en 2021, advirtió la OMM.

El secretario de la OMM, Petteri Taalas, destacó que los fenómenos meteorológicos extremos “tienen repercusiones en la salud humana, los ecosistemas, la economía, la agricultura, la energía y el abastecimiento de agua. Esto subraya la creciente urgencia de reducir las emisiones de efecto invernadero”.

La OMS alertó del peligro de las temperaturas extremas

En este contexto de olas de calor en todo el mundo, la Organización Mundial de la Salud llamó a gobiernos y autoridades locales a establecer un sólido sistema de vigilancia de las personas con mayor riesgo de sufrir síntomas graves por la ola de calor que asola el hemisferio norte.

Las personas con enfermedades cardiovasculares, respiratorias y diabetes, así como las mujeres embarazadas, los niños y las personas sin hogar, se consideran las más vulnerables a las olas de calor que esta semana han abrasado partes de Europa, Asia y Estados Unidos.

Estamos muy preocupados por los más vulnerables. Y está claro que las olas de calor pueden exacerbar todas esas enfermedades preexistentes“, dijo el miércoles a periodistas Maria Neira, directora del departamento de salud pública, medio ambiente y determinantes sociales de la salud de la OMS.

Aunque el fenómeno meteorológico de El Niño se consideró la causa de la ola de calor de este año, el calentamiento global exacerbó todavía más el problema, provocando patrones meteorológicos erráticos en todo el mundo.

Fuente: Ambitofinanciero