fbpx

“No tiene explicación”: las aterradoras experiencias “paranormales” en un parque de diversiones de Haedo

“No tiene explicación”: las aterradoras experiencias “paranormales” en un parque de diversiones de Haedo

Una empleada de Neverland le contó a TN que desde hace años aparecen figuras de un hombre, una adolescente y un nene. “A veces te tocan el brazo, te das vuelta y no hay nadie”, dijo.

El parque de diversiones Neverland de Haedo fue inaugurado en 2005 y desde hace más de una década hay registros de acontecimientos paranormales. Marcas de pies en el suelo, ruidos extraños por la noche y tres fantasmas asustan todos los días a los empleados del lugar.

Denisse Rodríguez (18) empezó a trabajar allí en octubre de este año y, desde que ingresó, sus compañeros le decían que veían cosas extrañas, aunque al principio no les creía. “Pensé que lo hacían para molestar”, dijo en diálogo con TN.

Menos de un mes tuvo que pasar para confirmar que no le estaban mintiendo. Un día estaba limpiando el suelo con la mopa y de repente notó que había una huella del pie de un nene: “No tiene explicación, en los juegos están con zapatos porque no pueden estar descalzos”.

Estas pisadas las encontraron en la pista de autos chocadores. (Foto: gentileza Denisse Rodrigues)
Estas pisadas las encontraron en la pista de autos chocadores. (Foto: gentileza Denisse Rodrigues)

Tras esta situación, las dos encargadas del lugar le contaron a Denisse que hace mucho tiempo que comenzó a verse la figura de un hombre y la de una niña, quien a veces les hablaba. “Hace años había una empleada que estaba yendo a los vestuarios y escuchó la voz de una nena que le decía ´hola, ¿cómo estás?´ y cuando se fijó no había nadie”, contó.

El parque Neverland de Haedo fue inaugurado en reemplazo de otra sala de juegos que había en ese mismo lugar, la cual fue cerrada luego de una tragedia.

“Había un juego donde te enganchaban y te subían a una plataforma altísima. Uno de los empleados que la manejaba no chequeó bien y una chica de 15 años salió disparada por el aire y murió”, contó Denisse, quien sospecha que uno de los fantasmas que hay en el lugar podría ser el de esa adolescente.

En este sentido, explicó que sobre la presencia del hombre no se sabe mucho. Más allá de esto, una de las encargadas sostuvo que durante la construcción del shopping pudo haber fallecido alguna persona, aunque solo es una hipótesis.

A principios de diciembre, otra empleada abrió el salón y antes de subir al segundo piso para fichar su ingreso escuchó ruidos de gente corriendo en las oficinas. “Cuando bajó, estaba acomodando papeles y volvió a escuchar un ruido fuerte, como si alguien estuviera corriendo. Volvió a subir y no había nadie”, continuó asombrada Denisse.

En las épocas de esplendor de Neverland -hace no más de 6 años-, la sala se llenaba durante el día y recién había tiempo de limpiar durante la madrugada. Fue en una de esas noches cuando dos trabajadoras, tras terminar con su tarea, subieron al segundo piso para cenar: desde allí tienen una vista a toda la sala.

Neverland durante la noche, antes de cerrar sus puertas. (Foto: gentileza Denisse Rodrigues)
Neverland durante la noche, antes de cerrar sus puertas. (Foto: gentileza Denisse Rodrigues)

“Una miró a la sala y le dijo a la otra: ´¿vos estás viendo a ese hombre parado arriba del simulador?´. Ella le dijo que no veía a nadie, pero la otra juró que había un hombre parado en el simulador”, rememoró la joven. Por como lo describieron, se trataría de alguien de unos 40 años que tendría una estatura aproximada de 1,70 metros.

“A veces te tocan el brazo, te das vuelta y no hay nadie. Mi compañero una vez sintió que lo agarraron de los hombros”, agregó Denisse Rodríguez.

Este mismo colega vivió otra situación aterradora. Mientras esperaba que otras dos empleadas bajaran por las escaleras, una de ellas fue empujada. “Ella le gritó a la otra ´¿por qué me empujás?´, pero nadie la empujó”, describió.

Neverland cerrará sus puertas este 31 de diciembre. (Foto: Viví el Oeste)
Neverland cerrará sus puertas este 31 de diciembre. (Foto: Viví el Oeste)

A las encargadas que van a abrir la sala les tienen que dejar varias luces prendidas la noche anterior porque tienen miedo. Otro empleado, cuando es su turno de hacer la apertura, espera a que llegue alguien más para poner en marcha los juegos por temor a que le pueda ocurrir algo.

Este domingo 31 de diciembre será la última vez que el parque de diversiones estará abierto al público. No cierra por los fantasmas que habitan en él, sino porque “ya no va casi nadie, los juegos están caros y eso hace que vaya poca gente”, según explicó Denisse.

Fuente: TN