Messi tiene tres opciones en el horizonte de la Selección

Messi tiene tres opciones en el horizonte de la Selección

Nadie cree -o quiere creer- que se bajará del barco albiceleste. Cuáles son las posibilidades.

Las gotas eran gordas. Caían de a muchas desde el cielo gris de Bronnitsy desde temprano. El domingo triste de la Selección tras la eliminación ante Francia se conjugó con el clima lluvioso. Ni un poco de sol entregaron las primeras horas del día para recargar un poco de energía después del golpazo de la eliminación en Kazán. Ya había quedado atrás el duelo de un vestuario a pura lágrima, pero sin reproches.

Lionel Messi fue el más dolido.“Está golpeadísimo”, lo describió sin reparos una fuente cercana al 10 en el búnker albiceleste. Visiblemente shockeado, el capitán argentino no abrió mucho la boca. No lo hizo ante la prensa y casi nada entre sus compañeros. No había mucho para decir. Tampoco hubo que agregar demasiado en la mañana dominguera, cargada de angustia todavía. El dolor va a seguir por un tiempo largo en el corazón de Leo y de todos los demás que, aún sabiendo que el contexto no era el ideal se habían inflado de ilusión después del milagro de San Petersburgo con ese triunfo agónico ante Nigeria.

Nadie se reprochó nada. Todos entendieron que se llegó hasta donde dio el alma y que fueron superados claramente por una selección francesa que de mitad de cancha hacia adelante en individualidades tenía mucho más que la Argentina de mitad de cancha hacia atrás. Quedó en evidencia.

Entre la lluvia, todo fue saludos y despedidas. Messi fue uno de los que ya partió para reencontrarse con su familia y comenzar el descanso. La mayoría de los que juegan en las ligas europeas también abandonaron la concentración de Bronnitsy ayer. Ya no están en Rusia: Javier Mascherano, Marcos Rojo, Ever Banega, Gonzalo Higuaín, Gabriel Mercado, Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Sergio Agüero, Cristian Ansaldi, Wilfredo Caballero y Franco Armani.

Los demás se irán con el correr de las horas. El cuerpo técnico comandado por Jorge Sampaoli retornará en vuelo chárter entre esta noche y las primeras horas de mañana. En ese avión privado volarán también a Buenos Aires los sparrings que acompañaron al primer equipo desde la preparación en Barcelona.

Con la misma actitud de apesadumbrado, Messi pisó por la tarde Barcelona. Vestido aún con la ropa de la AFA, Lionel arribó solitario al aeropuerto de la ciudad catalana con la expresión seria que mayormente lo acompañó durante su estadía en Rusia. Caminando rápido se dirigió directo al vehículo que lo esperaba en el aeropuerto, con la boca cerrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *