fbpx

La historia de la “Ciudad de los Muertos”: la isla de Nueva York donde entierran en fosas comunes las víctimas de coronavirus

La historia de la “Ciudad de los Muertos”: la isla de Nueva York donde entierran en fosas comunes las víctimas de coronavirus

Fue una cárcel, un hospital psiquiátrico, un orfanato y una base de misiles. Y el último lugar de descanso para los muertos que nadie reclama.

Azotada por la pandemia, y con las morgues repletas, la ciudad de Nueva York comenzó a enterrar a varias víctimas de coronavirus en fosas comunes en una isla cerca del Bronx, la isla Hart. Este lugar es desde hace más de 140 años la última morada de los muertos que nadie reclama, los no identificados y los indigentes.

En sus 40 hectáreas barridas por el viento, descansan más de 800.000 personas, lo que la convertiría en la segunda ciudad más grande del estado si sus habitantes” estuvieran vivos, apuntaba el periodista Adam Geller de Associated Press en un artículo de 2010.

La isla Hart se encuentra a 750 metros de la ciudad de Nueva york. (Foto: Reuters/Maxar)

En el cementerio público más grande de EEUU, no hay lápidas, elogios ni horarios de visita regulares. De hecho, la mayoría de los neoyorquinos nunca escucharon hablar de Hart Island, el lugar de los olvidados y las almas perdidas.

La isla es administrada por el Departamento Correccional de la ciudad y tiene un pasado marcado por la tragedia. Durante la guerra civil, fue sede de una cárcel, luego de un asilo psiquiátrico, un hospital para tuberculosos, un orfanato y una base de misiles.

En la isla Hart, blancas palos pintados marcan los lugares donde hay cuerpos. (Foto: AP/Seth Wenig).

Los cuerpos no reclamados en la morgue de la ciudad llegan a la isla en ferry y son enterrados en lotes que contienen entre 150 adultos o mil bebes, según indicó Melinda Hunt en un documental.

Hace años, cuando había allí un centro de tratamiento de adicción a las drogas y otras instituciones, había un capellán. Pero hoy, los muertos, sin embalsamar y a veces vestidos con las ropas con las que los encontraron, son enterrados sin ninguna ceremonia.

En la isla también descansan miles de bebés, no natos, u otros que murieron a poco de nacer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *