fbpx

Jubilados postergados: el gobierno pasó para abril la discusión sobre la nueva fórmula de movilidad

Jubilados postergados: el gobierno pasó para abril la discusión sobre la nueva fórmula de movilidad

Así lo reveló José Luis Espert. Milei busca un cambio en el mecanismo de aumentos para las personas mayores. Y si bien se especulaba con que el aumento salga por DNU, esta mañana esto fue descartado por el vocero Manuel Adorni.

Pese a la más que adversa situación que atraviesan los jubilados y pensionados, con una pérdida de poder adquisitivo del 33% a nivel interanual en el último bimestre, el gobierno de Javier Milei decidió postergar hasta mediados de abril el inicio del debate de una nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Así lo relevó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Congreso, y recientemente integrado en las fuerzas de La Libertad AvanzaJosé Luis Espert. “Vamos a esperar a que el Poder Ejecutivo envíe al Congreso su nueva versión de la Ley de Bases, donde estaría incluido el capítulo referido a la nueva fórmula previsional. Eso será después de Semana Santa. No podemos empezar la discusión sobre la nueva fórmula sin contar previamente con el proyecto oficial”, sostuvo, en diálogo con La Nación.

José Luí Espert

De esta manera, si el proyecto avanzara sin contratiempos y con un progreso constante tanto en la cámara baja como en la alta, no sería sino hasta finales de abril o mayo cuando los adultos mayores podrían experimentar un cambio perceptible en este aspecto y, por consecuencia, en sus bolsillos, tan golpeados por la presión inflacionaria, principalmente en materia de alimentos y salud.

Quién ratificó esta mirada de que las modificaciones se den a través del Poder Legislativo fue el vocero presidencial, Manuel Adorni, quién aseguró este martes que está descartada la posibilidad de que la misma se dé vía Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), tal y como se estuvo rumoreando en las últimas horas.

Manuel Adorni 20240229

“En principio, la nueva fórmula probablemente contemple que el jubilado siga perdiendo contra la inflación, como lo viene haciendo. Pero, por ahora, la fórmula por DNU no es una alternativa, ya que entendemos que el debate debe darse entre todos los sectores de la política. Estamos hablando de cuestiones que van a regir la vida de los adultos mayores por 15 o 20 años y que afecta al 60% del Presupuesto Nacional”, expresó.

Sin embargo, y sobre este último aspecto, remarcó que el equilibrio fiscal es un punto “innegociable” y que se tendrá en cuenta a la hora de evaluar los cambios en la movilidad jubilatoria, vigente desde el año 2020, aprobada y puesta en marcha durante la gestión de Alberto Fernández.

Jubilados y pensionados, los más golpeados por la “licuadora” y el “plan motosierra” de Milei

Cabe remarcar que los haberes fueron los más afectados por la ‘poda’ llevada adelante por el gobierno de Milei, como parte de su “plan de shock”, teniendo nada menos que el 43% de participación en la reducción interanual real del gasto primario de la Administración Nacional durante el primer bimestre, tal y como reflejó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

Y mientras el presidente aseguró que son el grupo etario con menor porcentaje de pobreza, durante febrero, y según la Oficina de Presupuesto del Congresoel ajuste a los jubilados y pensionados alcanzó el 33,9%. Esto se explica, principalmente, por la licuación de sus ingresos, aunque también por la fórmula actual.

“La baja del gasto en jubilaciones y pensiones es consecuencia del desacople entre la propia dinámica inflacionaria y la fórmula de movilidad (que toma como referencia períodos anteriores asociados a recaudación de ANSES y salarios), como así también por la frecuencia de actualización (trimestral), parcialmente compensada por la aplicación de bonos a los jubilados y pensionados de menores ingresos“, argumentó el informe del organismo.

Jubilados

Cabe remarcar que, en el recientemente iniciado mes de marzo, los haberes mínimos recibieron un aumento del 27,18%, con un bono adicional de hasta $70.000, totalizando $204.445 brutos.

En el medio, otro aspecto que sufrió un duro golpe, y que tiene relación con el día a día de los ancianos, fue la prestación del Estado Nacional al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, mejor conocido como el PAMI, con una brusca reducción del 41,1%. Esto último, en medio de fuertes incrementos en los medicamentos y, a su vez, de las prepagas, lo que lleva a muchas personas a tener que abandonar el sistema privado para ir al público.

Fuente: Perfil