fbpx

Inteligencia artificial: ¿nace otra burbuja?

Inteligencia artificial: ¿nace otra burbuja?

Este avance tecnológico se ha puesto de moda y con ella comenzó un furor por las acciones de IA. Hay mucho entusiasmo. ¿Es momento de comprar?

A mediados de marzo pasado el laboratorio de inteligencia artificial OpenAI lanzó su último modelo de lenguaje grande (LLM) el GPT-4 que pese a haber sido lanzado casi cuatro meses después de su predecesor, GPT-3.5, es capaz de hazañas de inteligencia mucho mayores. Si bien aún es difícil calcular el impacto económico potencial de este tipo de avance de la inteligencia artificial (IA) la consultora PwC estimó en 2022 que podría contribuir con 15,7 billones de dólares a la economía mundial para 2030. Frente a estas estimaciones no sorprende que las acciones de IA empezaran a llamar la atención de los inversores.

¿Pero qué son las acciones de IA? Sam Taube, de NerdWallet, brindó algunas pistas que apuntan a contestar si, por ejemplo, es momento de comprar o si ya se está en una burbuja. Para eso recurrió a dos expertos, Haydar Haba (fundador de Andra Capital, firma de capital de riesgo que invierte en empresas de inteligencia artificial) y Michael Brenner (analista de FBB Capital Partners). En primer lugar hay que entender que las acciones de IA tienden a caer en una de dos categorías: empresas de tecnología de primer nivel que han invertido o se han asociado con desarrolladores de IA, y empresas pequeñas y experimentales que están completamente enfocadas en el desarrollo de IA. Si bien las acciones de pequeños desarrolladores de IA pueden parecer las inversiones más “directas” en IA, Brenner advierte que no son necesariamente las mejores inversiones en IA. “Los modelos de lenguaje grandes requieren una gran cantidad de datos y una gran cantidad de capital para armarlos”, explica y señala que las pequeñas empresas pueden desarrollar nuevos modelos innovadores por su cuenta, pero eventualmente tendrán que asociarse con una empresa más grande que tenga más infraestructura para ejecutar esos modelos a escala comercial.

Haba y Brenner aportaron 7 ejemplos de acciones de IA como potencialmente interesantes para los inversores.

NVIDIA (NVDA): según Haba hoy en día es un líder en inteligencia artificial y hardware de aprendizaje automático, que proporciona potentes unidades de procesamiento de gráficos para cargas de trabajo de entrenamiento e inferencia.Taiwan Semiconductor Manufacturing (TMS): Brenner explica que todos los chips que alimentan la IA tienen que ser construidos por una instalación de fabricación de semiconductores de muy alta gama, y Taiwan Semiconductor es propietaria de ellos.Meta Platforms (META): según Haba ha invertido mucho en IA particularmente en LLM.Amazon.com (AMZN): Brenner explica que las empresas de la nube, que ya tienen muchos de los chips y la infraestructura que la gente necesita para ejecutar estos grandes modelos de IA, definitivamente se beneficiarán de una mayor demanda de cómputo de IA.Microsoft (MSFT): para Haba ha estado invirtiendo fuertemente en investigación y desarrollo de IA, siendo bastante notable la inversión de 10.000 millones de dólares en OpenAI.Alphabet (GOOG): Haba destaca que Google también ha estado invirtiendo fuertemente en investigación de IA y recientemente anunció una inversión estratégica en Anthropic, un competidor de los modelos básicos de OpenAI.Snowflake (SNOW): Haba la destaca como otra empresa de computación en la nube que podría beneficiarse de una mayor demanda de infraestructura informática de inteligencia artificial, junto con Microsoft, Amazon y Alphabet.

Claro que además de tomar posición en una acción también se puede recurrir a los fondos ETF de IA que cotizan en bolsa y que invierten en una canasta de empresas involucradas en el desarrollo e implementación de IA. Ya hay varios índices bursátiles de IA, como el índice Indxx Global Robotics & Artificial Intelligence Thematic Index and the Nasdaq CTA Artificial Intelligence & Robotics Index. Vale señalar que algunos ETF que tienen “IA” en su nombre invierten en empresas vinculadas a la IA, pero otros son ETF diversificados que utilizan el comercio impulsado por IA y no están necesariamente invertidos en acciones de IA.

Con relación al interrogante de si ya el mercado está en una burbuja de IA, sobre todo, luego de ver fuertes subas en los últimos meses principalmente en algunas empresas pequeñas, Haba considera que hay algunas señales de que los inversores pueden estar demasiado entusiasmados con el potencial de la IA en este momento. Dijo que la IA se ha utilizado como palabra de moda para impulsar los precios de las acciones, pero las empresas no siempre han demostrado el uso de técnicas de vanguardia. Y agregó que en los mercados privados, están viendo cómo fluyen cientos de millones de dólares hacia empresas de IA que no encajan en el mercado de productos. Si bien los inversores justifican tales inversiones en función del potencial de crecimiento, no está claro si ese potencial puede monetizarse o si alguna vez se monetizará, advirtió. Por su parte Brenner también reconoce que algunas empresas individuales vinculadas a la IA han visto cómo sus valoraciones aumentaron considerablemente sin un gran cambio en los fundamentos de su negocio. Sin embargo, no cree que el aumento actual de interés en la IA represente una burbuja, porque muchos índices de acciones tecnológicas todavía están por debajo de sus máximos de 2021.

Fuente: Ambitofinanciero