Fortalecen las capacidades de crianza de las familias en situación de vulnerabilidad

Fortalecen las capacidades de crianza de las familias en situación de vulnerabilidad

Se firmaron convenios para equipar Espacios de Primera Infancia en la provincia.

El subsecretario de Desarrollo Social, Alejandro Verón, junto a su par de Primera Infancia de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia de la Nación, Javier Quesada, firmaron un acuerdo para equipar Espacios de Primera Infancia (EPI).

Los espacios brindan asistencia nutricional, prevención y promoción de la salud, talleres y cursos de capacitación, estimulación temprana y psicomotricidad.

Al respecto, Alejandro Verón eñaló: “Tenemos 14 espacios en la provincia que están ubicados en los Centros de Desarrollo Integral y Familiar (CDIyF). A través de este convenio, recibimos el financiamiento para poder equiparlos y mejorarlos ediliciamente. Por otra parte, firmamos convenio ampliar a ocho EPI más en lo que queda del año, y en una tercera etapa la idea es sumar otra cantidad”.

“Los primeros años de vida son los más importantes para el crecimiento de niños y niñas. Por eso desde el Gobierno se llevan adelante diferentes iniciativas como esta, para garantizar su derecho a vivir una infancia plena”, agregó Verón.

Por su parte, Quesada sostuvo que “los EPI son un tema que la Provincia viene trabajando intensamente, y muy bien, sobre todo porque los centros ya tienen muy buenos recursos humanos, hay personal a cargo, de gente bien formada, idónea. Es muy interesante el abordaje porque estaríamos trabajando en proyectos en toda Mendoza.

“Esos centros son de cuidados y atención a la primera infancia de 0 a 4 años. Lo que se pretende es que los niños y las niñas puedan estar en un ámbito de cuidado, estimulación, desarrollo y aprendizaje que sea complementario al de sus casas, y que puedan participar por lo menos media jornada, todos los días de la semana”, agregó el funcionario nacional.

Los Espacios de Primera Infancia dan atención integral, contención y estimulación, para que los chicos de 45 días a 4 años puedan crecer sanos en sus barrios mientras sus padres trabajan o estudian. De esta manera se logra que los chicos tengan más oportunidades para desarrollar el lenguaje, las emociones y fortalecer los vínculos familiares.

Fuente: Prensa Gobierno de la Provincia 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *