Escándalo de coimas a cambio de asilo empieza a salpicar a Angela Merkel

La presión en torno a la dirigente aumentó notablemente en las últimas horas debido a la publicación de una información en el dominical “Bild am Sonntag” en la que se revelaba que el director de la BAMF reportó la situación dos veces a Merkel en 2017.

La oposición alemana solicitó hoy que se investigue a la canciller, Angela Merkel, para saber si era consciente de que entre 2013 y 2016 funcionarios de la Oficina de Migración y Refugiados (BAMF) concedieron presuntamente 1.200 asilos en Alemania a cambio de dinero.

“Se acumulan los indicios de que también la canciller y el entonces coordinador de los refugiados Peter Altmaier (hoy ministro de Economía) estaban al corriente de lo que estaba pasando en la Oficina de Migración y Refugiados de Alemania (BAMF)”, señaló en declaraciones al diario “Süddeutsche Zeitung” Stephan Thomae, del partido liberal FDP, impulsor de la iniciativa.

“Es necesario arrojar luz sobre la forma de trabajar de la entidad y sobre la gestión que hizo el Gobierno de la crisis”, recalcó hoy el líder del partido liberal, Christian Lindner, informó la agencia de noticias DPA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *