fbpx

En una noche cargada de emoción, Juan Román Riquelme disfrutó rodeado de estrellas su partido homenaje

En una noche cargada de emoción, Juan Román Riquelme disfrutó rodeado de estrellas su partido homenaje

En un amistoso disputado entre Boca y la selección argentina, el Xeneize se impuso 5 a 3. El espectáculo se vivió con nostalgia, felicidad y una muestra de afecto que perdurará para toda la historia.

Antonio Barijho, en dos ocasiones, Pablo Ledesma, Juan Román Riquelme y el Manteca Martínez marcaron los goles de Boca, que se impuso 5 a 3 ante la selección argentina. Lucho González, Lionel Messi y Fernando Gago anotaron para el combinado albiceleste.

La noche tuvo una carga emotiva intensa y el público de La Bombonera vibró con el brilló de su máximo ídolo en una noche histórica.

Riquelme le habla al pueblo de Boca

“Estoy muy feliz. Quiero agradecerle a todos los entrenadores y compañeros que tuve en este club. Me han hecho disfrutar desde que llegué en el 96. Tuve la suerte de entrar en la película más linda que le puede pasar a una persona. De chiquito soñaba con ser futbolista. Cuando corría en Don Torcuato soñaba con ser el Beto Márcico o Maradona y por suerte lo pude cumplir. Los jugadores de la Selección se pasaron: terminaron de jugar hace muy poquito y se comprometieron a venir. También el cuerpo técnico”

“José (a Pekerman): usted me ha formado desde muy chiquito. Quiero agradecerle todo lo que hizo por mí”.

“Coco (a Basile), lo quiero mucho. Me costó mucho encontrarlo, pero usted me enseñó cosas del fútbol y de la vida. Con esa barba está más lindo que nunca”.

“Señor (a Bianchi), usted llegó en 1998. Usted es el culpable de que los bosteros pensemos que ganar la Copa Libertadores es fácil. El cariño de la gente es porque usted nos enseñó a competir. Solamente le tengo que agradecer. Lo quiero mucho y es parte de mi familia”.

“El fútbol me ha dado todo en la vida. Yo soñaba comprarle la casa a mi mamá, pero desde mi debut con Unión de Santa Fe hasta hoy me han ovacionado siempre. Fui un afortunado, porque me tocó jugar al lado del más grande que vi desde chiquito, que fue Diego Maradona. Hoy es un día maravilloso para todos los bosteros, porque pudimos disfrutar todos juntos. Después pasó el tiempo, me fui poniendo más viejo, y tuve la suerte de jugar al lado de alguien que es increíblemente grande. No sé si es más grande que Maradona, pero tuve la suerte de tenerlo hoy acá. Sabía que el enano se tenía que ir de vacaciones y por eso le quería pedir disculpas a su familia. Para nosotros tener a Leo (Messi) será inolvidable”.

“La vida me dio demasiado. No puedo recibir tanto cariño de todos ustedes. Mi papá me hizo bostero y así voy a morir. Cada día que me levanto y que me voy a dormir, me miro al espejo y le pido a Dios que sigamos teniendo esta relación. Les mando un beso muy grande. Muchas gracias”.

Fuente: Infobae