fbpx

El reencuentro de un sobreviviente de la tragedia de los Andes con el arrierito de 15 años que lo salvó

El reencuentro de un sobreviviente de la tragedia de los Andes con el arrierito de 15 años que lo salvó

Roberto Canessa y Juan Catalán charlaron por TN a 50 años del accidente aéreo que marcó a fuego sus vidas.

De un lado de la pantalla estaba Roberto Canessa, desde Montevideo, Uruguay. Del otro, Juan Catalán, desde Los Maitenes, Chile. Un sobreviviente de la tragedia de los Andes y el hijo del arriero Sergio Catalán, el hombre que los encontró en medio de la montaña y los salvó. Un encuentro televisivo único e histórico en TN.

Juan Catalán tenía 15 años cuando conoció a Canessa, entonces un estudiante de medicina de 19 años. El uruguayo venía de caminar durante 10 días a través de la cordillera de los Andes para buscar ayuda y le obsequió al hijo del arriero “una campera verde que era mugre y tenía un olor espantoso”. “La campera la guardé durante mucho tiempo, pero me tuve que deshacer de ella porque los caballos no querían llegar al rancho por el mal olor que tenía”, se río Catalán.

“Mi papá se fue a avisar a los Carabineros, yo fui a escondidas de mi papá a ver a Roberto. Me dio un abrazo y me dijo ‘quiero llegar para Navidad a mi casa’”, recordó con emoción Juan sobre aquel 23 de diciembre de 1972. “Al otro día llegaron los helicópteros y se los llevaron”, agregó.

De los 45 pasajeros, solo 16 sobrevivieron a la caída del avión en la cordillera de los Andes. (Gráfico: GUSTAVO IZUS / AFP)
De los 45 pasajeros, solo 16 sobrevivieron a la caída del avión en la cordillera de los Andes. (Gráfico: GUSTAVO IZUS / AFP)

“Sabíamos quiénes eran. Había que estar con ellos, quizás darles un abrazo, conocer a otro ser humano”, dijo Juan sobre los motivos que lo llevaron a ir al encuentro de dos de los 16 hombres que habían sobrevivido a un accidente aéreo y a más de 70 días en medio de un glaciar.

“Éramos como hombres de montaña, nos costaba expresar nuestros sentimientos”, recordó Canessa sobre el encuentro, aunque puntualizó que “la vida le dio oportunidades de abrazar a los Catalán para siempre”.

“Necesitamos más Sergio Catalán en este mundo, más gente con esta actitud solidaria de montaña”, opinó.

Antes de despedirse, Canessa quiso compartir dos frases que aprendió del arriero: “No te canses de ser bueno, y que no te quite la posibilidad de ser feliz”. “Esas son las enseñanzas de la montaña. Se necesita muy poquito, es mucho de adentro”, concluyó, mientras que Catalán “le agradeció a Dios que nos dejó vivir 50 años más”.

Una de las imágenes emblemáticas de los sobrevivientes
Una de las imágenes emblemáticas de los sobrevivientes

Cómo fue el accidente de avión

El vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya había partido desde Montevideo el 12 de octubre con 45 personas a bordo: un equipo de rugby amateur compuesto por jóvenes exestudiantes de un colegio católico, algunos familiares y la tripulación.

Se dirigían a Santiago de Chile para jugar un partido, pero una tormenta los obligó a hacer escala en Mendoza, Argentina, donde pasaron la noche. Al día siguiente, el 13 de octubre de 1972, aunque las condiciones climáticas seguían siendo inestables, despegaron.

Minutos después, la nave se estrelló contra las montañas heladas, a 4.000 metros de altitud. Solo 16 personas sobrevivieron al accidente y al frío. Permanecieron 72 días en el fuselaje del avión, con temperaturas de 30 grados bajo cero y se vieron obligados a tomar la compleja decisión de comer la carne de sus compañeros muertos para subsistir.

Fuente: TN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *