El mito de la misteriosa isla chilena que estaría poblada por “seres superiores”

El mito de la misteriosa isla chilena que estaría poblada por “seres superiores”

Los testimonios de quienes tuvieron contacto comenzaron en la década del ’80. Apareció y desapareció de las imágenes satelitales.

La gente siempre tiene fantasías con civilizaciones avanzadas o seres de otro planeta. Hace muchos años, en Aysén, al sur de Chile, comenzó el mito de que existe una isla de la poco se conoce llamada Friendship. Según testigos, sus pobladores no son personas comunes, al parecer el lugar es habitado por seres superiores, tanto en tecnología como en medicina.

El aparente primer contacto que tuvieron los habitantes de esta misteriosa isla ocurrió a mediados de la década del ’80 por medio de una comunicación por radio.

Pero la conexión más impresionante con los isleños la tuvo Ernesto de la Fuente que, según sus propias palabras, fue invitado a la isla por estos seres y sanaron la enfermedad terminal que estaba padeciendo. Lo raro que tiene este sitio es que apareció y desapareció de las imágenes satelitales sin dejar rastros.  ¿Será habitada por extraterrestres?

Los medios chilenos haciendo referencia a la misteriosa isla.
Los medios chilenos haciendo referencia a la misteriosa isla.

El primer contacto

La primera vez que se dio una conexión entre humanos y los seres que habitan la isla Friendship fue en 1985, cuando Octavio Ruiz, un radioaficionado, fue contactado por una voz que se presentó como Miguel. No fue el único interlocutor, el hombre también habló con también con un tal Rafael, y un tal Ariel.

Octavio, la primera persona que se comunicó con la isla, aseguró que las voces en la radio tenían un acento gringo por su manera de expresarse y el amplio conocimiento que demostraron tener en cualquier materia que se tratase durante las charlas.

Octavio todo el tiempo pensó que se trataba de gente religiosa, quizá mormones, pero jamás consideró la posibilidad de que fueran extraterrestres.

De la Fuente y su sanación

En 1989, y de la misma manera fue contactado Ernesto de la Fuente, un hombre que padecía un cáncer terminal. Según su propio testimonio en diversas entrevistas, fue invitado por los seres que viven en ese sitio a conocer la isla, en donde su enfermedad fue sanada. No obstante, el hombre jamás fue capaz de revelar la ubicación de la isla. Cuando intentó volver por sus medios no la pudo encontrar.

Ernesto de la Fuente hablando acerca de su experiencia en la isla Friendship en la TV chilena.
Ernesto de la Fuente hablando acerca de su experiencia en la isla Friendship en la TV chilena.

De la Fuente dijo haber sido sanado del cáncer por los habitantes de esta isla: “Tenían algo extraño, todos eran del mismo tipo. Sus expresiones en la cara te irradiaban paz”, contó en una entrevista para la televisión de Chile.

Nunca más fue encontrada​

El impacto mediático sobre la existencia de la isla, alcanzó los principales medios de Chile como TVN. Esto motivó dos expediciones de búsqueda; una del personal de la Armada de Chile y otra privada. Ninguna de ellas logró ubicar el misterioso sitio.

Según cuentan los radioaficionados, la isla apareció y desapareció de las imágenes satelitales sin dejar rastros. El punto señalado como ubicación de la Isla Friendship es entre el archipiélago de los Chonos y el de las Guaitecas, al sur de Chile.

El lugar es supuestamente habitado por seres superiores.
El lugar es supuestamente habitado por seres superiores.

El investigador chileno Osvaldo Murray tiene otra teoría al respecto. Según él, la gente que vive ahí correspondería a una comunidad de ex jerarcas nazis.

Los detalles que dio De la Fuente

Ernesto de la Fuente, falleció en noviembre de 2019 a los 79 años y dejó un escrito con detalles de su visita a la isla, en el que sobresalían estos fragmentos:

“Vivía en una pequeña pieza de aproximadamente tres por tres metros, con una cama, una mesita con una terminal de computadora y una ventana al exterior. La temperatura era constante y de aproximadamente 20ºC, lo que para mí era un lujo, después de los fríos que estaba acostumbrado a sufrir en Chiloé. Tenía absoluta libertad de movimiento dentro de las instalaciones, las que eran cómodas y funcionales.

Ernesto de la Fuente dice ser la única persona que logró visitar la isla.
Ernesto de la Fuente dice ser la única persona que logró visitar la isla.

“Casi todo se gobernaba por computación, lo que no era muy común en esos días de 1989, había una piscina climatizada, tres grandes invernaderos, salones con televisión satelital y otras comodidades que yo jamás me hubiera imaginado. Uno se encontraba con mucha gente en los pasillos, todo el mundo sonreía y nadie hablaba fuerte. No recuerdo haber visto una clínica u hospital”.

Hoy, continúa siendo un misterio el paradero de la isla Friendship, nunca nadie más volvió a contactarse con los seres de ese sitio. Parece que el lugar “elige” a las personas que quiere que la visiten. ¿Será albergada por seres de otro planeta o es simplemente un mito?

Fuente: Clarín