Día mundial del Comportamiento Humano

Día mundial del Comportamiento Humano

El 31 de Marzo de cada año se conmemora el Día Nacional del Comportamiento Humano, fecha establecida por la resolución 1729 del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación (1992).

La elección de esta fecha se hizo en homenaje a Don Francisco Rizzuto, destacado luchador en favor de la solidaridad social. Fundó la Liga Pro Comportamiento Humano, una institución sin fines de lucro cuyos ideales eran difundir hermandad y el respeto en la sociedad. Rizzuto falleció el 31 de marzo de 1965.

“El verdadero creador necesita ser comprendido, no admirado”.

Para los que hemos culminado una carrera de Derecho, el nombre de Dalmácio Vélez Sarsfield, nos resulta muy familiar. Fue nada menos que el redactor del primer Código Civil Argentino, lo que permitió que la Ley de Leyes de la convivencia civil de los argentinos quedará plasmada en su pluma.

Para poder graduarnos, tuvimos que aprobar materias como: Derecho Civil, Obligaciones, Derechos Reales, Derechos de Familia o Sucesiones, todas ellas, basadas en una obra inmensa y valiosísima, como lo es el Código Civil, recientemente reformado.

La tarea de Vélez Sársfield, es la hazaña intelectual más grande que haya cumplido un argentino.Completó –y no creo exagerar- la obra de la independencia de nuestro país, para reemplazar con ventaja las instituciones del ex Virreynato del Río de la Plata, ya caducas.

Dalmácio Vélez Sarsfield fue el redactor del primer Código Civil Argentino,
Dalmácio Vélez Sarsfield fue el redactor del primer Código Civil Argentino,

En 1864, el Poder Ejecutivo le encomendó a Vélez Sársfield la tarea de formular un Código Civil que se ocupara de las relaciones privadas de los hombres desde el matrimonio y la adopción, hasta los problemas de medianeras, testamentos, etc. Un gran acierto, fue designar para esa tarea a este abogado cordobés recibido a los 22 años. Porque el derecho civil debe ocuparse de los hechos, de la vida misma. Y nuestra figura, no solo había vivido ya 64 años sino que había reflexionado mucho sobre lo vivido.

El Código Civil se compone de más de 5000 artículos. Vélez Sársfield, tuvo la ayuda de tres copistas. Y un día de septiembre de 1869 –la tarea le demandó cinco años- fue promulgado por Sarmiento y Avellaneda, el Código Civil Argentino.

Su vida

Vélez Sársfield, nació en 1800, en Córdoba, en el Valle de Calamuchita. Con tan solo 10 años, le tocó oír, el grito de libertad de 1810, y después, las grandes campañas militares, la independencia, y la anarquía posterior. A los 22 años, ya abogado, se radicó en Buenos Aires. Y a los 25 años fue el diputado más joven que se sentó en el Congreso.

Luego, fue Senador Nacional, co-redactor con Acevedo del Código de Comercio, otra obra monumental. Y más tarde Ministro de Hacienda del Presidente Mitre y Ministro del Interior de Sarmiento.

Cuando estaba redactando el Código Civil, se le presentó un joven, alto, que vestía modestamente.

-Soy estudiante de derecho -le dijo a nuestro hombre- y tengo horas libres, buena letra –no existían las máquinas de escribir- y poseo facilidad para la gramática. Además –agregó- para usted trabajaría gratis.

A Dalmácio Vélez Sársfield le gustó su porte y su presentación y lo tomó de inmediato. El escribiente mostraba una personalidad propia e incluso discutía firmemente con Vélez Sársfield el enfoque de algunos artículos.

Cuando Avellaneda asumió su cargo de Presidente de la Nación, Vélez Sárfield le recomendó para ministro a su exescribiente ya abogado y Avellaneda aceptó la sugerencia. No muchos años después, este joven, llegó a ocupar, él mismo, la Presidencia de la Nación. Se llamaba Victorino de La Plaza. ¿Su primerdecreto? Ordenar la creación de un monumento a Dalmácio Vélez Sársfield, que ya había fallecido.

Porque un 30 de marzo de 1875, a los 75 años, moría el autor de nuestro primer Código Civil.

Hilario Ascasubi, el autor de Santos Vega –gran amigo de Vélez Sársfield- dijo en su entierro: “Vélez Sársfield, fue un hombre muy seguro de sus ideas, y muy respetuoso de las ajenas. Honrémoslo, porque dio claridad a nuestra vida institucional”. Estas palabras de Ascasubi, traen a mi mente este aforismo, como homenaje de gratitud por esa luz que Vélez Sársfield dio a nuestra organización como país.

“El resplandor deslumbra. Pero sólo la claridad ilumina”.

Fuente: TN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *