Desmienten desborde en el hospital Saporitti por posibles casos de triquinosis

Desmienten desborde en el hospital Saporitti por posibles casos de triquinosis

Los cuatro casos sobre un posible brote de triquinosis llamaron la atención de los vecinos de Junín y Rivadavia, en el Este de Mendoza.

Muchos de ellos recibieron un audio de WhatsApp en el que se alertaba sobre un supuesto colapso en el hospital Saporitti (Rivadavia), por temor a contraer la enfermedad, lo que habría generado cientos de consultas médicas.

A raíz de esta preocupación, y como ya es costumbre, comenzaron a viralizarse informaciones que, muchas veces pasa, arrojaron datos falsos, desacertados o incompletos.

En el material que circula por la aplicación de mensajería instantánea se hacía alusión a un desborde en el nosocomio, aunque del ministerio de Salud de la provincia desmintieron rotundamente el dato.

“Ese audio de WhatsApp contiene información falsa. No está desbordado el hospital Saporitti ni mucho menos. Lo que hubo fue una investigación de 38 casos; la mayoría gente que consultó en centros de salud y que fue enviada a su domicilio porque no tenía nada grave”, confirmó a Los Andes una fuente especializada de la cartera sanitaria.

A lo que añadió: “Distinto fue lo de una familia compuesta por cuatro personas que sí quedaron internadas en el hospital Saporitti porque presentaban los síntomas. Dos de ellas ya fueron dadas de alta y las restantes seguirán el mismo camino porque se encuentran bien”.

En definitiva, dos personas permanecen en el hospital de Rivadavia a la espera del alta médica, mientras las autoridades intentan establecer si efectivamente hubo venta e ingesta de carne de cerdo en mal estado. 

Para tener en cuenta 

La triquinosis es una enfermedad producida por un parásito con forma de gusano que se encuentra alojado en los músculos de los cerdos y otros animales salvajes, como el jabalí y el puma. 

Se contagia a través de la ingesta de carne de cerdo, chacinados o embutidos mal cocidos, en especial si son de elaboración casera.

Se recomienda consumir carne de cerdo y derivados frescos bien cocidos(es decir, cocinándolos hasta que desaparezca el color rosado).

Tener en cuenta que salar o ahumar la carne no es sufriente para matar al parásito.
Adquirir los productos derivados, chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos) solamente en comercios habilitados, verificando en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas.

La venta callejera de estos alimentos está prohibida. 

Fuente: Diario Los Andes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *