fbpx

Cornejo cuestionó la eliminación de los subsidios nacionales al transporte

Cornejo cuestionó la eliminación de los subsidios nacionales al transporte

El Gobernador aseguró que la decisión de la Casa Rosada “incumple el Pacto Fiscal de 2017” y destacó que “se mantienen fuertes asimetrías entre el conurbano bonaerense y el resto del país”.

La decisión del Gobierno nacional de eliminar el Fondo Compensador del Interior del transporte público de pasajeros provocó la reacción del gobernador Alfredo Cornejo.

“La eliminación de subsidios de transporte para el interior del país, sosteniendo los del AMBA, incumple el Pacto Fiscal de 2017”, planteó el mandatario provincial a través de su cuenta en la red social X.

“Se mantienen fuertes asimetrías entre el conurbano bonaerense y el resto del país. Bienvenido el orden fiscal, pero debe ser equitativo”, agregó el dirigente radical.

El Gobierno nacional anunció eliminará el Fondo Compensador del Interior, cuyas sumas eran recibidas por empresas prestatarias de los servicios en las provincias. La medida impacta en los fondos que recibe Mendoza, donde actualmente el boleto “plano” cuesta $200. Según explicaron…

La decisión de eliminar el Fondo Compensador del Interior, que el año pasado recibió $102.000 millones del presupuesto nacional 2023, fue tomada por el ministro de Economía, Luis Caputo, quien ya les había advertido a las provincias que reducirá los gastos debido a la caída de la ley ómnibus.

Esto significa que a partir de ahora, los subsidios al transporte público del interior deberán ser absorbidos por las provincias. En el caso de Mendoza, de acuerdo con datos oficiales, sólo el 10% del valor actual del boleto se cubre con aportes nacionales.

Este jueves, la Casa Rosada anunció que también disminuirá el subsidio a las empresas prestatarias del servicio de transportes de pasajeros de jurisdicción nacional, para concentrar la ayuda a los usuarios que más lo necesitan de forma directa, canalizando dicha asistencia a través del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE).

“Estas decisiones guardan coherencia con el Pacto Fiscal que gobernadores provinciales y gobierno nacional firmaron en 2017 y 2018, donde se comprometían a eliminar progresivamente los subsidios diferenciales en materia de transporte para el AMBA, como así también, establecía que las provincias definirían compensaciones tarifarias o subsidios al transporte público de pasajeros por automotor desarrollado en el ámbito de sus jurisdicciones”, destacó un comunicado de la Secretaría de Transporte.

Pero Cornejo salió al cruce de esta determinación, reclamando por la continuidad de “las fuertes asimetrías entre el conurbano bonaerense y el resto del país”.

El Fondo Compensador del Interior se encargaba de subsidiar al transporte público de pasajeros por automotor urbano y suburbano del interior del país a través de transferencias realizadas desde el Estado Nacional, para que el costo de los boletos fuese inferior al necesario para cubrir los costos de funcionamiento y mantenimiento.

En diciembre, el monto mensual girado a las provincia fue de $ 11.500 millones. En la práctica, esta decisión del Gobierno de Javier Milei le impone a los gobernadores la necesidad de subir el subsidio provincial o el valor del boleto.

“Esta decisión guarda relación con el pacto fiscal que los gobernadores y el Gobierno nacional firmaron entre 2017 y 2018, donde se comprometían a eliminar progresivamente los subsidios diferenciales en materia de transporte para el Área Metropolitana y establecía que las provincias definirían las diferentes compensaciones que cada empresa de transporte público iba a necesitar”, explicó el vocero presidencial Manuel Adorni.

“En este cambio de esquema, al paso que nos permiten los procesos, es hacer que efectivamente le llegue el subsidio a aquel que lo necesite. Por supuesto que va a repercutir en tarifas”, reconoció el portavoz este jueves, en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada.

El Gobierno aclaró que seguirá vigente la tarifa social en todo el territorio donde funciona la tarjeta SUBE. En tal sentido, agregó que la decisión es que “los fondos lleguen directamente a los ciudadanos, sin intermediarios de ningún tipo, y beneficiando así a las personas que más lo necesitan”.

Según datos oficiales, en noviembre pasado 14 millones de personas usaron la tarjeta SUBE. De ese total, más de 5 millones poseen la denominada tarifa social federal, por lo que abonan el valor boleto con un descuento del 55%.

Fuente: Elsol