fbpx

Con emoción y felicidad, se cumplió el 1er año de vida del Jardín N° 390 Semillitas de Esperanza

Con emoción y felicidad, se cumplió el 1er año de vida del Jardín N° 390 Semillitas de Esperanza

La institución, que funciona en el SUM del Barrio Zangrandi construido por el Municipio, llevó adelante un gran festejo que contó con un gran fogón y la convocante participación de los vecinos del barrio y una nutrida puesta en escena compuesta por Thikia Dance, Amanecer cuyano, Sur cuyano, Guardapampa Nativa, Ballet municipal, Grupo herencia, Banda impacto, Camila Rodríguez y por supuesto, la alegría de los alumnos del Jardín y el CAE que allí funcionan.

La comunidad educativa del Jardín Semillitas de Esperanza no pudo ocultar su emoción durante los festejos del primer aniversario de esta institución que funciona en el Barrio Zangrandi, y que le da a los niños de la zona la posibilidad de estar contenidos y formarse en valores. La Directora del Jardín, Maricel Carranza, indicó que: “La propuesta de este festejo fue muy variada, decidimos hacer un fogón por lo que sumamos otros ritmos además del folclore. En esta peña participaron los niños, tanto de maternal como del CAE”.

Carranza aseguró que este primer año se vivió con mucha emoción, ya que, según sus propias palabras: “Empezamos sin nada, pero gracias al Sr Intendente Walther Marcolini, logramos este SUM donde llevamos adelante nuestras actividades. Lo importante es que este Jardín cumple un importante rol social porque corresponde a los SEOS, donde la entidad intermedia es el Municipio y es reconocido por la DGE como Jardín Maternal y CAE, tenemos la función de brindar contención a todos estos niños”. El Jardín N° 390 Semillitas de Esperanza cuenta en la actualidad con 67 niños.

Por su parte, la Directora de Educación Roxana Molero destacó que: “Los vecinos se han apropiado del lugar, desde el Municipio se hicieron todas las gestiones para que contaran con un espacio. En este lugar se ha trabajado mucho en la primera infancia, brindando respuesta a los vecinos, y cada día se van sumando más niños pequeños, tanto al Jardín como al CAE, y no solo tiene una función pedagógica, sino que también funciona un comedor”.

Este SUM también cumplió una función muy importante durante la pandemia, ya que allí funcionó un punto EduRed, donde una docente trabajó con impresoras y computadoras para que los chicos pudieran tener sus tareas realizadas e impresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *