fbpx

Cerraron una bodega de Tupungato por un caso de coronavirus

Cerraron una bodega de Tupungato por un caso de coronavirus

Un joven se quedaba a dormir en casa de su padre camionero, al que le detectaron el COVID-19, y continuaba trabajando con normalidad. Todo el personal fue puesto en cuarentena.

El primer caso confirmado de Coronavirus en el Valle de Uco generó preocupación y obligó a las autoridades municipales a reconstruir los pasos del infectado. Se trata de un hombre de Tupungato que trabaja como camionero, por lo que viajaba constantemente.

El paciente, tras un constante seguimiento de funcionarios del área de Salud del departamento, confesó algo que había obviado en tres entrevistas anteriores: su hijo, un joven de unos 24 años, se quedaba a dormir en su casa para luego irse a trabajar a una bodega de Tupungato.

Tras la revelación del hombre, que hasta ese momento siempre aseguró que vivía solo y que no tenía contacto con otras personas al regresar de sus viajes, se dispuso del cierre de la bodega y la puesta en cuarentena de todo el personal.

El joven fue inmediatamente trasladado al hospital Scaravelli donde le practicaron un hisopado para determinar si su padre lo contagió. Los resultados se conocerán durante la tarde, de esto dependerá la reapertura, o no, de la bodega y el seguimiento del resto de los empleados.

El camionero arribó a Tupungato la noche de jueves Santo, el viernes por la mañana personal municipal lo entrevistó. “El hombre dijo que estaba bien, que no tenía síntomas”, aseguró Olmedo. Pese a esto se le realizó el test y dio positivo.

Este no era el primer contacto del transportista con funcionarios. Debido a su trabajo era monitoreado contantemente. “Las tres veces que fuimos a su domicilio, él estaba solo en su casa. Lo que nos dio la pauta de que estaba cumpliendo con la cuarentena. Además siempre sentenció que vivía solo y que no había tenido contacto con nadie”, relató la coordinadora del área sanitaria.

Sin embargo, a las dos horas de que se enterara que estaba infectado, el hombre contó que su hijo se quedaba a dormir en su casa. Esto cambió el escenario. El joven trabaja en una bodega del departamento a la cual había seguido concurriendo normalmente. A partir de esto se extendió considerablemente la población en riesgo.

El establecimiento fue cerrado y todo el personal fue puesto en cuarentena. “A cada uno se le especificó los cuidados que tiene que tener”, aseguró Olmedo.

La funcionaria además destacó el trabajo que viene realizando el departamento con un protocolo de acción propio. “Hemos llegado a tener más de 50 personas bajo un monitoreo más estricto”, confesó.

El Valle de Uco no registraba hasta el momento casos positivos de coronavirus.

Fuente: Losandes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *