Caso Cuattoni: Gustavo Seré quiere que se investigue a testigos “plantados”

Caso Cuattoni: Gustavo Seré quiere que se investigue a testigos “plantados”

Gustavo Seré (39) -el hombre que estuvo detenido injustamente durante 451 días por el asesinato de adolescente Emir Cuattoni (15)- quiere una explicación “oficial” sobre los motivos que llevaron a que se produjera su detención en la cárcel de Boulogne Sur Mer.

Este será uno de los temas que abordará el propio Seré en una conferencia de prensa que dará la próxima semana, en compañía de su familia y de su abogado Guillermo Yormet, según explicó a Los Andes una fuente del entorno de ex sospechoso. Seré fue sobreseído luego de la detención delempresario Dionisio Elmelaj (57), imputado ahora por el polémico homicidio.

Según adelantaron, Seré seguirá ligado a dos las causas que la semana pasada se abrieron por falso testimonio, ya que se apuntará como querellante contra David y Rubén Martínez, dos testigos  presuntamente “plantados” y que ahora serán investigados.

Es más, se adelantó que el defensor de Seré solicitará a la jueza María Pietrasanta un recurso de aclaratoria para que se expida sobre si se debe investigarse también a “Pastilla” Roldán, un ex policía que fue contratado como una suerte de investigador privado y que “trabajó ” en la causa.

La semana pasada, durante la audiencia en la que se liberó a Seré, la fiscal de Homicidios Claudia Ríos -tras pedir el sobreseimiento de Seré- solicitó que se investigue a David y Rubén Martínez, algo que fue aceptado por Pietrasanta.

En cambio, la jueza no se expidió sobre el pedido de la defensa para que se investigara a “Pastilla”. Ahora la defensa quiere que la jueza se expida sobre el asunto.

La versión de que la investigación sobre Seré fue armada no es nueva. En octubre del año pasado, cuando se iba a dictar la prisión preventiva, el primer defensor de Seré, el abogado Pablo Cazabán, dijo: “La declaración de Martínez está ‘armada’ para fijar un ‘móvil del crimen’.  Se ha parcializado la prueba. El caso va a quedar impune si se sigue con la hipótesis de que el autor es Seré”.

En esa audiencia Cazabán sostuvo que “el caso estaba armado con una hipótesis que aportó ‘un llamado anónimo’ que señaló a Seré y que fue considerada como una prueba ‘plantada’”.

“Trata de justificarse y de desvirtuar la investigación. Es violento. Algunos testigos dicen que tenía un arma”, dijo a su turno la fiscal Ríos.

En esa audiencia surgieron dos versiones opuestas y datos curiosos: para los testigos, la camioneta Toyota Hilux en la que se manejaba el tirador era gris o bien blanca y vieja. El metalúrgico Seré tenía una Hilux relativamente nueva, con un ploteado naranja y verde. Para los testigos el asesino es calvo y canoso; Seré muestra una cabellera negra, algo rala.

Una causa “armada”

Rubén Martínez cambió su versión original y en un segundo momento introdujo en el caso “la teoría narco”: el chico dijo haber visto a Seré tres días antes de que le dispararan a Emir en una fiesta donde se estaba negociando drogas.

Por su parte, David Martínez dijo que Seré le había contado, al pasar por el lugar del crimen, que allí había matado a Emir.

Alguien contrató al ex policía “Pastilla” Roldán, quien trabajó – cumpliendo el rol de “detective privado”- la hipótesis del crimen narco: Seré no quería matar a Emir, sino a Areche, uno de los chicos que lo acompañaba, cuyo padre estaba negociando droga en esa fiesta que nunca existió.

El caso

Emir recibió un disparo el 17 de abril de 2016, a las 19.30, en avenida del Trabajo y Perito Moreno, de Godoy Cruz -muy cerca del parque Benegas- y murió 42 días después, el 29 de mayo.

Durante este tiempo, según dijeron los Cuattoni, la Justicia no investigó el caso “y por eso se perdieron pruebas fundamentales como el registro de las cámaras”.

Emir era sobrino del actor Darío Anís, director del teatro Independencia.

Fuente: Diario Los Andes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *