Alberto Fernández defendió a CFK y se cruzó con el fiscal al declarar como testigo en el caso de la obra pública

Alberto Fernández defendió a CFK y se cruzó con el fiscal al declarar como testigo en el caso de la obra pública

El Presidente estuvo casi tres horas en Comodoro Py. Negó irregularidades en las obras públicas que recibió Lázaro Báez, a quien dijo que vio una solo vez en su vida en Calafate. Los detalles de la audiencia

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, declaró hoy durante casi tres horas como testigo en el juicio oral por las presuntas irregularidades en las obras públicas en Santa Cruz en el que la principal acusada es la vicepresidenta, Cristina Kirchner. El jefe de Estado defendió la gestión de la ex presidenta, criticó a la justicia por esta causa y tuvo un tenso cruce con el fiscal Diego Luciani.

“Me llama mucho la atención el sentido de esta causa porque lo que están discutiendo son cuestiones políticas no judiciables”, dijo Fernández y agregó: “Hay una suerte de fantasía de que acá se juntaban dos o tres personas y decían mandémosle plata a alguien. En los hechos es imposible que eso pasara”

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, declaró hoy durante casi tres horas como testigo en el juicio oral por las presuntas irregularidades en las obras públicas en Santa Cruz en el que la principal acusada es la vicepresidenta, Cristina Kirchner. El jefe de Estado defendió la gestión de la ex presidenta, criticó a la justicia por esta causa y tuvo un tenso cruce con el fiscal Diego Luciani.

“Me llama mucho la atención el sentido de esta causa porque lo que están discutiendo son cuestiones políticas no judiciables”, dijo Fernández y agregó: “Hay una suerte de fantasía de que acá se juntaban dos o tres personas y decían mandémosle plata a alguien. En los hechos es imposible que eso pasara”

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, declaró hoy durante casi tres horas como testigo en el juicio oral por las presuntas irregularidades en las obras públicas en Santa Cruz en el que la principal acusada es la vicepresidenta, Cristina Kirchner. El jefe de Estado defendió la gestión de la ex presidenta, criticó a la justicia por esta causa y tuvo un tenso cruce con el fiscal Diego Luciani.

“Me llama mucho la atención el sentido de esta causa porque lo que están discutiendo son cuestiones políticas no judiciables”, dijo Fernández y agregó: “Hay una suerte de fantasía de que acá se juntaban dos o tres personas y decían mandémosle plata a alguien. En los hechos es imposible que eso pasara”

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, declaró hoy durante casi tres horas como testigo en el juicio oral por las presuntas irregularidades en las obras públicas en Santa Cruz en el que la principal acusada es la vicepresidenta, Cristina Kirchner. El jefe de Estado defendió la gestión de la ex presidenta, criticó a la justicia por esta causa y tuvo un tenso cruce con el fiscal Diego Luciani.

“Me llama mucho la atención el sentido de esta causa porque lo que están discutiendo son cuestiones políticas no judiciables”, dijo Fernández y agregó: “Hay una suerte de fantasía de que acá se juntaban dos o tres personas y decían mandémosle plata a alguien. En los hechos es imposible que eso pasara”

Otro momento de tensión fue cuando Luciani le hizo mención a una entrevista que dio en la que recordó que cuando renunció le dijo a Cristina Kirchner que revise lo que pasaba en la obra pública en Santa Cruz. “No recuerdo la nota. Pero es posible que le haya dicho eso porque había una acción mediata muy clara tendiente a generar el debate que estamos viviendo hoy aquí”, respondió. El fiscal quiso repreguntar y las defensas lo objetaron. Señalaron que lo que Fernández haya dicho públicamente no es lo que se juzga en el juicio.

El fiscal insistió en su pregunta, dijo que quería pasar el audio y para fundamentarla pidió que el testigo salga de la sala de audiencias. Fernández se retiró. Luego lo hicieron los jueces para deliberar. Por mayoría, los jueces Gorini y Andrés Basso rechazaron la pregunta del fiscal. El camarista Rodrigo Giménez Uriburu entendió que la pregunta era pertinente.

El fiscal le preguntó si conocía a Báez. “Voy a tratar de ser lo mas explicito posible. No conozco a Báez. Lo cruce una vez en Calafate y recuerdo el dialogo. Me dijo `buenos días` y le contesté `mucho gusto`. Néstor estaba terminando de hacer su casa y conocí a Báez en el parque porque estaba haciendo una obra. Esto fue 2003, 2004, no tengo idea”, respondió.

Visiblemente molesto, ante una consulta sobre las presuntas relaciones comerciales que mantenían los Kirchner con Báez, Fernández reiteró: “No lo conozco a Lázaro Báez, no sé qué hace de su vida, no sé qué empresas tiene, no sé qué vínculos tiene con gente; no lo sé”.

Un párrafo de la declaración de Fernández fue destinado, sin nombrarlo al gobierno de Mauricio Macri. “Otros creen que es mejor que las casas las hagan los privados y la financien los banco privados. Nosotros creemos que el estado tiene que estar presente”, dijo.

A las 12:25 terminó la declaración. El Presidente saludó a cada uno de los jueces y a los secretarios del tribunal. Solo ellos estuvieron en la sala. El resto de las partes siguió la audiencia por videoconferencia. Desde el subsuelo del edificio, Fernández se fue de Comodoro Py.

Alberto Fernández fue propuesto como testigo en 2018 por las defensas de Cristina Kirchner, de Báez y de De Vido. Entonces, todavía no había sido proclamado como candidato a presidente con Cristina Kirchner en la fórmula. Eso ocurrió en mayo de 2019. Y el 2 de diciembre de ese año, Cristina, ya electa vicepresidenta, declaró en el juicio oral hizo referencia a Fernández.

“En el año 1994 se introduce la figura del jefe de gabinete, el responsable de la ejecución del presupuesto, sin embargo acá no está citado ningún jefe de gabinete y no digo que tengan que estar acá. El que ejecuta el presupuesto es el jefe de gabinete, no el presidente o presidenta de la nación. Si es así, van a tener que citar al presidente de la República, que fue jefe de gabinete de 2003 a 2008″había dicho entonces Cristina Kirchner.

La última vez que Alberto Fernández estuvo en Comodoro Py fue el 10 de julio de 2019. Ya candidato a Presidente el juez Claudio Bonadio lo citó para declarar como testigo en la causa por la firma del memorándum de entendimiento con Irán en el que también estaba acusada Cristina Kirchner y luego fue sobreseída.

Tras la declaración del Presidente el juicio -este es su cuarto año- seguirá con la de Massa -el próximo lunes a las 9:30 horas por videoconfeencia- y con la de Javier Iguacel, ex director de Vialidad Nacional durante el gobierno de Mauricio Macri y quien hizo la denuncia en 2016 que originó la causa que se está juzgando. Luego quedan otros testigos. Cerca de una treintena. Cuando finalicen vendrá la etapa de alegatos con los pedidos de pena y de absolución para terminar después con el veredicto. La expectativa es si el juicio terminará este año o el que viene. 2023 es año de elecciones presidenciales.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *