A un año de la tragedia de Soul Dance, hay dudas en la causa

A un año de la tragedia de Soul Dance, hay dudas en la causa

Los integrantes de la escuela de baile Soul Dance, de Grand Bourg, que protagonizaron la tragedia de Mendoza. En la foto, en la última excursión en Las Leñas.

Todavía no lo puedo creer. Cuando pienso en Cami se me vienen muchas cosas a la cabeza, no puedo hablar de ella sin llorar”, dice Marina Jara, mamá de Camila Saucedo (12).

Hace casi un año, las dos viajaban en el micro que llevaba a un contingente de 52 personas de la escuela de danza Soul Dance, radicada en Malvinas Argentinas, que por ir con exceso de velocidad volcó en la Ruta 144, a la altura de la Cuesta de los Terneros. Por el impacto, Camila murió, ella sobrevivió y ahora, junto a los familiares de las otras 13 víctimas, busca justicia. No hay detenidos ni imputados en la causa.

Destrozado. Así quedó el micro que trasladaba a los integrantes de la escuela de baile Soul Dance.

El domingo 25 de junio de 2017, 52 estudiantes, profesores y padres del estudio de baile que funcionaba en Grand Bourg, se subieron al micro luego de jugar con la nieve en Las Leñas, la última excursión del viaje que habían emprendido a San Rafael, Mendoza, para participar de un concurso.

En el kilómetro 686, el micro derrapó, chocó contra la ladera de un cerro, volcó y se arrastró por la ruta. Catorce de ellos -entre alumnos y familiares acompañantes-, murieron y más de 30 resultaron heridos.

También perdió la vida Damián Pinelli, quien manejaba la unidad, según determinó la Justicia mendocina hasta el momento. Por eso, hoy la causa carece de imputados. Pero a 12 meses de la tragedia, su accionar fue puesto en duda por la querella, integrada por la abogada Carla Spagnolo y ocho familiares de fallecidos y lesionados que se salvaron.

“​Jorge Pinelli y su nuera son culpables. Lucharemos para que les quepa una pena.

Marina Jara, mamá de una chica fallecida y sobreviviente

“A partir de la reconstrucción de los hechos, hoy no se sabe fehacientemente quién manejaba al momento del hecho: si Damián Pinelli o Jorge Pinelli, su padre, que también participó del viaje como chofer”, sostuvo Spagnolo y anticipó que están a la espera de que le llegue un permiso del Poder Judicial de Mendoza para que un grupo de sobrevivientes vuelva a declarar ante la Justicia, pero en Buenos Aires. “Confiamos en que el juez de instrucción de Mendoza, Pablo Peñasco, nos acompañe en nuestro pedido para incluir esta línea de investigación en la causa”, añadió.

- FTP CLARIN BOE_6891.jpg Z Boemo

Miles de personas armaron una suerte de santuario en Grand Bourg, después de la tragedia del micro de la escuela Soul Dance en Mendoza.

Además, aguardan que a raíz de una reforma del Código Penal mendocino se nombre al nuevo fiscal de la causa. Hasta ahora, estaba a cargo de la fiscal Florencia De Diego. “Ella desestimó nuestro pedido de imputación por homicidio culposo agravado a Pinelli padre y a su nuera y viuda del hijo, Marcia Villagra, titular registral del micro”, indicó .

Por otra parte, con las pericias quedó determinado que el accidente “se produjo por un exceso de velocidad”. En los últimos meses, tras pedidos de la querella, se abrieron dos frentes más en la investigación.

Uno fue elevado a la Justicia Federal de San Rafael y consiste en comprobar si Gendarmería paró en un control al micro en la zona de El Sosneado, cerca de Las Leñas. Es que no tenía permiso para circular entre provincias.

La otra línea se radicó en el Juzgado Federal N°1 de Morón. “Deberán determinar incumplimientos de deberes de funcionarios del Estado, porque este micro no estaba apto para funcionar, según la CNRT. Sin embargo, tenía una verificación técnica provincial aprobada del 3 de mayo de 2017”, precisó Spagnolo. Y resaltó: “Llegaremos hasta las últimas consecuencias para darles un poco de paz a las familias”.

Familiares y amigos de las víctimas junto a una de las estrellas pintadas en la rotonda Grand Bourg.

Familiares y amigos de las víctimas de la tragedia de Soul Dance, junto a una de las estrellas pintadas en la rotonda Grand Bourg.

El lunes , sobrevivientes y familiares de las víctimas reclamarán justicia y organizarán homenajes. “Jorge Pinelli y su nuera son culpables. Lucharemos para que les quepa una pena”, afirma Marina Jara, que se salvó junto a sus otras dos hijas. Pedirá una misa en la Iglesia María Auxiliadora, de Los Polvorines, en nombre de su hija Camila y los otros 13 fallecidos.

Otro grupo de sobrevivientes, entre ellos lesionados que pudieron volver a bailar, arman una coreografía, que será dirigida por Claudio Giménez, el director de la academia -cerró tras la tragedia- que quedó en silla de ruedas por el accidente. “Para mi hija Jaqueline (9) bailar es conectarse con los compañeros fallecidos. La danza los ayuda a transitar este dolor tan fuerte”, asegura Graciela Corvalán (48), que también sobrevivió.

Marchas en la rotonda de Grand Bourg y en San Rafael

Cuando el lunes se cumpla un año de la tragedia de la escuela de danza Soul Dance, el grito de justicia por la muerte de los “14 angelitos” se escuchará en Grand Bourg, donde funcionaba el estudio de baile, y en San Rafael, Mendoza, el lugar del choque del micro que llevaba a las 52 personas que habían viajado para una exhibición en una competencia artística.

Es que vecinos de Malvinas Argentinas organizaron una movilización a las 19 en la rotonda de Grand Bourg, el punto de encuentro de familiares de las víctimas y sobrevivientes apenas se habían enterado del trágico hecho, y que luego se convirtió en una suerte de santuario.

“Te invitamos a que seas parte de este pedido para que se haga justicia y nuestros Ángeles descansen en paz”, dice la convocatoria difundida por Facebook. A las 20.30 habrá otra manifestación en el Kilómetro 0 de la ciudad mendocina, entre las avenidas Libertador e Hipólito Yrigoyen.

“Apoyamos el pedido de las familias para que se declaren culpables al chofer que sobrevivió y la viuda del que falleció. El micro tenía muchas irregularidades, pero la fiscal De Diego los encontró libres de culpa y cargo”, sostuvo Carlos Lamacchia, vecino de San Rafael y organizador de la convocatoria. Y agregó: “Es una manera de acompañar a las familias de los 14 angelitos”.

Pondrán placas para recordarlos

Para homenajear a las 14 personas de Soul Dance que murieron el 25 de junio de 2017, el Legislativo de Malvinas Argentinas aprobó por unanimidad honrar sus vidas con placas recordatorias en la Plaza Hipólito Bouchard, más conocida como la rotonda de Grand Bourg.

“Se destinará un espacio a las almas que se fueron con esta tragedia. La idea es que sus familiares definan cuándo y de qué forma hacerlo”, señaló Sol Jimenez, integrante del bloque oficialista autor del proyecto. En la misma ordenanza se declaró al 25 de junio como el “Día de la Danza Infanto-Juvenil”.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *